Oficina en Salt, Girona: 972 230 560

Blog Agencia de viajes girona

Leyendas de Polinesia

By in Polinesia No Comments

tahiti danza

HAVAIKI

Todos los polinesios que han migrado a través del Pacífico llevaron consigo leyendas de su ancestral tierra madre, o Havaiki, y nombraron las islas que dejaban atrás con variantes de este nombre: Sava’i en Samoa, o Havai’i Nui (Raiatea) en Polinesia francesa.
Los dialectos han variado, pero la referencia sigue siendo la misma: Havai’i, en Polinesia francesa, ‘Avaiki, en las Cook, o Hawaiki, en Nueva Zelanda.

 

HINA Y LA ANGUILA: EL ORIGEN DEL COCOTERO

Había una vez una princesa muy, muy bella llamada Hina, hija del Sol y de la Luna. Fue prometida en matrimonio al rey del lago Vaihiria, que no era otra cosa que una enorme y repulsiva anguila. Hina huyó y se puso bajo la protección del gran Maui. Maui capturó y decapitó la anguila, y le dio la cabeza a Hina envuelta en tapa, recomendándole no dejar la cabeza en tierra hasta llegar a su casa; “la cabeza de la anguila encierra grandes tesoros para tí”. Pero Hina olvidó el paquete en el suelo, y la cabeza de la anguila se convirtió en el primer cocotero.
Por eso el coco tiene dos ojos y una boca fácilmente reconocible.

(En otras variantes de esta leyenda es Hiro en vez de Maui quien mata a la anguila).

EL URU O ARBOL DEL PAN

Hubo una vez, hace mucho tiempo, una época de hambruna tan grande, que no había nada que comer, los árboles y flores estaban secos y no había frutos, ni peces ni cosechas. Pero entonces Taaroa, el gran dios de los tahitianos, transformó su cuerpo divino en árbol del pan para que todo el mundo pudiese alimentarse de sus frutos.

 

HIRO Y EL MONTE ROTUI (MO’OREA)

Una noche sin luna, Hiro, el dios maohi de los ladrones, trata de llevarse el monte Rotui de Mo’orea en su piragua a Raiatea, pero Pai, un héroe legendario, se da cuenta y le lanza su poderosa lanza, pero ésta falla y hace un agujero en el monte Mouaputa, antes de caer en Raiatea. Hiro consigue llevarse una pequeña colina que deja junto al marae Taputapuatea, en Raiatea; por eso esta colina tiene una vegetación diferente del resto de la isla, y parecida a la del monte Rotui en Mo’orea.

 

HIRO Y LA ISLA DE HUAHINE

Hiro es también el responsable de dividir en dos con su canoa la isla de Huahine: Huahune Nui y Huahine iti, creando con ello las dos bahías de Maroe y Bourayne.

RAIATEA

Raiatea se llamaba en la antigüedad Havai’i Nui; la reina Rainuiatea, surgida de la unión de su madre, la reina de Opoa, Rai, y de Atea, un gran guerrero de Tahiti, cambia el nombre por Rai’atea, en recuerdo y honor a sus padres.

(Leyendas parecidas explican el nombre de muchas islas de Polinesia):

 

TIKEHAU

El nombre antiguo de Tikehau era Oropaa. Según una leyenda, Tii, un hombre de este atolón, se enamoró de una tahitiana llamada Hau, que trajo a su isla; de su unión surgió un niño, al que, sin poder ponerse de acuerdo, llamaron Tiehau, que origina Tikehau.

 

LA LEYENDA DE LA TIERRA DE LOS HOMBRES (LA CREACIÓN DE LAS MARQUESAS)

Esta leyenda, piedra angular y reflejo del alma del pueblo marquisiano, relata de un modo alegórico la creación de las Islas Marquesas:
Al principio de la humanidad, dos divinidades, Oatea y Atuana, reinaban sobre la inmensided del mar. Un día, al atardecer,

 Atuana deseó vivir en una casa; entonces Oatea va creando cada isla como partes de ésta: Ua Pou, los postes; Hiva Oa, los cordajes; Nuku Hiva; y Fatuiva, el techo de hojas de cocotero; Tahuata, y, casi en el amanecer, Mohotani y Eiao.

(Mohotani y Eiao ya no están habitadas en la actualidad)

Post navigation

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *