Oficina en Salt, Girona: 972 230 560

Islas de Barlovento

Tetiaroa

By in Recomendaciones No Comments

Tetiaroa (Teti’aroa en tahitiano normalizado) es el único atolón del grupo de las islas del Viento delArchipiélago de la Sociedad, en la Polinesia Francesa. Está situado a 42 km al norte de Tahití.

Tetiaroa

Tetiaroa

Tetiaroa es un atolón formado por 13 islotes con una superficie total de 6 km². La laguna, que no tiene ningún paso navegable al océano, hace 7 km de largo y 30 m de profundidad. En diversos islotes aislados, como Tahuna Iti y Tahuna Rahi, hay importantes colonias de aves.

Tetiaroa

Tetiaroa

Tetiaroa es un pequeño atolón en las Islas de la Sociedad ubicadas al norte 32mi de Tahití. Compuesto con 13 islotes, el atolón no tiene un gran paso suficiente para el mar abierto por lo que es accesible sólo por avión o barco pequeño. Tiene una espléndida laguna Azul de 7 kilómetros de ancho con una profundidad de 30 metros. El atolón ofrece muchas playas de arena blanca.

También llamada Isla de los Pájaros, Tetiaroa es un edén para miles de aves que habitan en el atolón de todo el año. El motus más salvaje cobijan una gran población de fragatas, Azul-con base y golondrinas de mar. Entre estos islotes, el motuTahuna Rahi parece ser uno de los más apreciados por estas especies.

Aves en Tetiaroa

Aves en Tetiaroa

Este atolón privado era para un largo tiempo, la “residencia de verano” de la familia Pomare (la familia real de Tahití). Era un lugar ideal para el descanso y la relajación. Entonces, la familia real lo donó a Johnston Williams en 1904 (un dentista excepcional en Tahití en ese momento) que estableció una granja de copra. El atolón se hizo particularmente famoso en 1966 cuando Marlon Brando compró al gobierno de la Polinesia. Obtuvo el atolón por la suma de  270.000 Dolares. El actor, literalmente, se enamoró de la isla seis años antes, tras el rodaje de la “Rebelión a bordo”; una película en la que interpretó cristiana Fletcher. Marlon disfrutó de unos años de su hermoso refugio; un lugar que siempre quiso ser preservado y dominado por la naturaleza. Él construyó una pequeña pista de aterrizaje y un hotel rudimentaria logrado en ese momento por su mujer tahitiana Tarita. El sueño perseguido por el actor era construir un lugar dedicado a la preservación de la vida silvestre, un complejo ecológico con poco impacto en la biodiversidad del atolón, así como lugar de protección y educación. Por desgracia, la estrella de Hollywood falleció antes de que su proyecto se convirtió en realidad.

Trailer “Rebelión a Bordo”


Hoy en día, Tetiaroa es todavía un atolón privado gestionado por la finca Brando representa los intereses de los herederos de Marlon Brando.

El atolón está a punto de dar la bienvenida en una de sus motu una comunidad en torno a un eco-resort de lujo. Este complejo incluirá en particular un centro de investigación científica en un complejo autosuficiente en energía renovable. Con una preocupación permanente por el respeto del medio ambiente, el hotel adoptará un enfoque de desarrollo sostenible en el largo plazo. Este complejo ecológico se llamará “The Brando” en su memoria. La construcción de este prestigioso hotel se completo a finales de  2013. 

Hotel de Lujo “The Brando”

“Tetiaroa es hermosa más allá de mi capacidad de describir.
Se podría decir que Tetiaroa es la tintura de los Mares del Sur “.

MARLON BRANDO

 

Maiao

By in Polinesia No Comments

Maiao (Mai’ao en tahitiano normalizado) es una isla del grupo del Viento de las islas de la Sociedad, en la Polinesia Francesa. Está situada a 75 km al oeste de la isla de Moorea, con quien forma la comuna de Moorea-Maiao.

La isla tiene la particularidad de tener dos lagos interiores, además de la laguna exterior rodeada por los escollos de coral. Los tres están conectados por canales subterráneos pero tienen un alto grado de salinidad. La superficie total es de 10 km², y la altitud máxima es de 154 m.

Maiao es una pequeña isla de alrededor de 9 kilómetros cuadrados, y una altitud maxima de 154m, y se encuentra a unos 75km de distancia de Moorea. La isla a la que está legalmente fijado. Su población de 400 personas vive en la principal aldea situada en el extremo suroeste de la isla. Topografía de la isla es montañosa con dos lagos de agua salobre: ​​el lago Rotoiti en el norte y el lago Rotorahi en el este. El agua emitida desde estos dos lagos menudo alienta el arco iris para formar la isla. Esta es la razón por la isla a veces se llama Teanuanuaiteraique significa arco iris en el maorí idioma. Maiao también tiene una zona pantanosa y una laguna de agua azul turquesa que dan hermosos tonos de colores a la isla.

Maiao es accesible sólo por mar gracias a dos pasos: un paso natural y otro hombre hizo en el arrecife. La economía de la isla se basa en el cultivo pandanus. El pandanus es una hoja cultivada y utilizada como cubiertas para las tarifas tradicionales (casas). Puede observar este material para techos de fibra natural en bungalows de los hoteles más lujosos de la Polinesia francés.

Hay una atmósfera especial en esta isla que esconde muchos secretos. Este misterio se debe esencialmente a una sola cosa: el aislamiento voluntario de la isla. De hecho, los habitantes de Maiao viven aislados del mundo exterior durante muchos años. Se instituyeron una regla que prohíbe a todos los «extranjero» en la isla.  Hasta hoy, los extranjeros están prohibido para pasar una noche en la isla sin una invitación formal.

Esta prohibición de data de la década de 1930. En ese momento, el inglés Eric Torre aterrizó y abrió su propia tienda en la isla Maiao. Inmediatamente, los indígenas llevaron a los productos importados que se venden en esta tienda. A su vez, el crédito se atribuyó fácilmente por la alimentación tienda para esta nueva sed encontrado por bienes modernos. Eric Torre explotado la situación para apropiarse de alrededor del 80% de la isla de los créditos contratados por la mayoría de sus clientes. En 1935, el pastor Moreau poner en orden la situación por persuadir a la población a formar una cooperativa para comprar sus tierras espalda. Desde este desafortunado episodio, los habitantes de Maiao alimentaron la desconfianza real hacia todo lo que es “extranjero” (esto se extendió al resto de la Polinesia Francesa).

Debido a este aislamiento voluntario, la isla no ha sido afectada por los avances del mundo moderno. El estilo de vida se remonta a la de Tahití en el pasado. Los habitantes viven de sus propios recursos naturales. Por ejemplo el agua de lluvia se recoge para el uso diario.

Como hemos dicho los habitantes huyen del turismo en su isla. Han rechazado la construcción de un aeródromo y de un hotel, y han decidido que los forasteros no pueden estar más de una jornada/dia. Por las mismas razones, esta auténtica isla ofrece una visión de la Polinesia francesa en los viejos tiempos, un viaje impresionante a través del tiempo y el espacio.

El nombre de Maiao significa “grapa”. Históricamente estaba bajo el dominio de Huahine, y era llamadaTupuaemanu o Tubuai Manoa. Fue descubierta por el inglés Samuel Wallis en 1767, que la llamó Saunders. Para Domingo Bonaechea (1775) era La Pelada.

Mehetia, la isla volcán

By in Polinesia No Comments

Mehetia (o también MeetiaMeheti’a en tahitiano normalizado) es una isla del grupo del Viento de las islas de la Sociedad, en la Polinesia Francesa. Está situada a 110 km al este de Tahití.

La isla es un volcán muy joven que se encuentra en una zona todavía muy activa con movimientos sísmicos. La altitud máxima se encuentra en el cráter del monte Fareura a 435 m. La superficie total es de 2,3 km². Desde el principio del siglo XX está deshabitada y hoy en día es de propiedad privada, que curiosamente el propietario la tiene en venta.  Su precio no lo sabemos, pero si os interesa ya sabéis.

Históricamente la isla era habitada y controlada por los cabecillas de Taiarapu, la península al sureste de Tahití. Se utilizaba como punto intermedio de comercio entre Tahití y las islas Tuamotu, que proporcionaban perlas y nácar. Al encontrarse inmediatamente al este de Tahití, fue un punto de paso de los navegantes europeos desde America hasta Tahití. El primer europeo en visitarla fue el inglés Samuel Wallis en 1767. La llamó Osnaburg Island en honor a segundo hijo del reyJorge III, Frederick Augustus obispo de Osnabruck en Hanover, Alemania. Al año siguiente llegó el francés Louis Antoine de Bougainville que llamó a la isla Le Boudoir. No está claro el propósito de este nombre ya que en aquella época era la cámara íntima del ama de casa. Al pico volcánico lo llamó Boudeuse, nombre de su barco, y poco después José Andía lo llamaría cresta de San Cristóbal.

Isla Mehetia

Isla Mehetia

En esta época, siglo XVIII, la isla contaba con unos 1.500 habitantes, que fueron deportados por los piratas de Anaa en 1806. En el siglo XIX se utilizó como colonia penitenciaria y después quedó deshabitada. En 1986 sufrió un fuerte terretremo.

Más información sobre el Volcán:

El 1,5 km de ancho isla, empinada de Mehetia, el más joven y SE-la mayor parte de las Islas de la Sociedad, carece de un arrecife de coral que bordean bien desarrollado.El 435 m de altura isla (conocido como Meetia o Meketia en los idiomas de Tahití y Tuamotuan, respectivamente) es la cumbre de un gran volcán que se eleva 4.000 m del fondo del mar. La estructura más antigua está formada por una secuencia de flujo de lava cubierta por depósitos hidromagmáticas y eyecciones estromboliana. Un cráter Holoceno bien conservado, a 150 m de ancho y 80 m de profundidad, se encuentra al noroeste de la cumbre y ha sido la fuente de la lava más joven flujos en la isla (Binard et al., 1993). Leyendas polinesias mencionan “los grandes incendios”, y la falta de vegetación en algunos flujos de lava sugiere que la actividad más reciente ocurrió dentro de los últimos 2000 años (Talandier y Custer, 1976). Otra actividad reciente en Tehetia originó un cráter submarino a 2500-2700 m de profundidad en el flanco SE.

Mehetia Foto: iuem. univ brest

Mehetia
Foto: iuem. univ brest

Moorea la isla de las grandes bahías

By in Asia, Polinesia No Comments

800px-TahitiMooreaMapMo’orea es una isla de forma triangular que dista sólo 17 km. al NO de Tahiti, su hermana mayor. El brazo de mar que separa ambas islas se llama el mar de la Luna. Dos lados de ese triángulo están cubiertos por sendas cadenas montañosas; el otro lado suple la ausencia de montañas con dos magníficas bahías, la de Opunohu y la de Cook.

Mo’orea es un hermoso jardín, una isla encantadora con montañas verdes que descienden casi hasta la orilla, y un arrecife de coral que delimita una laguna interior, y facilísimo acceso desde Tahiti, y que llenará tus días de paz, tranquilidad y felicidad. Bañarte en las aguas verde azulado marino de la laguna de Mo’orea es una de las mejores cosas que puedes hacer en Polinesia.

La isla tiene una extensión de 132 km. cuadrados, y unas 12.000 personas. Un arrecife de coral bordea toda la isla, cuyo paso principal está al E, en Vaiare, por donde entran los ferrys de Tahiti. El primer nombre de Mo’orea fue Aimeo. Ese nombre fue cambiado después por Mo’orea, que significa ‘lagarto amarillo’.

 

Una carretera de 60 km. rodea toda la isla. Desde el aeropuerto, la carretera bordea en norte de la isla, a través de la hermosísima bahía de Cook, larga y estrecha, de aguas color verde esmeralda, cerrada por una barrera de coral; al fondo, en Paopao, se encuentra la destilería de zumos de frutas de Mo’orea, donde se puede degustar ricos zumos y licores.

Sunrise_over_Paraoro,_Mo'orea,_French_Polynesia,_28_June,_2012PolinesiamooreaY7_bordercropped

Tras la de Cook, se abre la bahía de Opunohu, separada por el monte Rotui, y delimitada por otro arrecife de coral. En Papetoai, al final de la bahía, está la iglesia octogonal, la más antigua construcción occidental en el Pacífico Sur. Al NE de la isla se encuentra la zona más turística de la isla. Al final se encuentra el Tiki Village, lugar de visita obligada donde se puede aprender cómo era la vida en la isla antes de la llegada de los europeos.

Panorama_Moorea_Baie_de_Cook

Al E y S de la isla hay un par de maraes. La carretera bordea el lado inferior del triángulo y sube por el este de la isla. En Afareaitu hay dos hermosas cascadas de agua, y el marae más antiguo de la isla. En Vaiare se encuentra el muelle de los ferrys que vienen de Tahiti; se puede acceder a la isla en siete minutos en avión, pero es mucho más interesante el ferry: te deja en Mo’orea en media hora. Muy cerca, en la playa de Temae, se encuentra un precioso hotel junto a una laguna verde esmeralda.

Al montañoso interior de Mo’orea se puede acceder a través de sendas carreteras que salen de ambas bahías, se juntan más tarde y llevan a una impresionante colección de maraes, el principal de ellos el marae Titiroa, junto a un conjunto de mapes. Otros maraes bordean la isla. Más arriba se encuentra un mirador con vistas a ambas bahías.

Moorea_ISS006Moorea es, tras la celebérrima y muy publicitada Bora Bora, la segunda isla más visitada del archipiélago de la Sociedad. Principalmente,
porque basta un vuelo de diez minutos o un trayecto en catamarán o ferry de poco más de media hora para acceder a ella desde Tahiti, donde se encuentra el aeropuerto internacional. Pero hay muchas otras razones.

La isla, con una caprichosa y deliciosa forma de cruasán o cangrejo, está completamente rodeada por un arrecife coralino continuo que conforma hasta sus playas de arena blanca un lagoon de aguas cristalinas que hierve de vida marina. Son apenas 130 kms² los que emergen milagrosamente del océano Pacífico, pero con auténtico vigor volcánico. Lo que quiere decir que en la isla se encuentran picos de 1000 metros de altura de los que descienden poderosos saltos de agua y cascadas, miradores privilegiados sobre hermosas bahías naturales, valles interiores de naturaleza exuberante trufados de plantaciones de ananás, vainilla, mango, naranja…

1024px-Moorea_-_Vue_avion_(1)

 ¿Qué hacer en Moorea?

ALQUILAR UN COCHE, QUAD, MOTOCICLETA O BICICLETA.

Moorea tiene una única carretera que recorre toda su costa y que mide poco más de 60 kilómetros. Así pues, con un alquiler de un solo día es posible visitar la isla entera más o menos cómodamente; es obvio, dependiendo del medio de locomoción que elijas, los lugares en que quieras detenerte y el tiempo que les quieras dedicar. Los quads son la mejor opción para acceder a los valles interiores. Por supuesto, no faltan las excursiones organizadas para realizar el Tour de la Isla en 4×4.

 

ENCUENTRO CON DELFINES SALVAJES Y BALLENAS.

El equipo de guías naturalistas del biólogo marino Dr Michael Poole ofrece desde 1992 un excelente ecotour embarcado de divulgación científica para avistar delfines salvajes; en los meses de julio a octubre, también es posible admirar la ballena jorobada.

felfines

NAVEGAR POR LA LAGUNA

Realizar una travesía en barco o piragua a motor por el hermoso lagoon que rodea la isla es casi imprescindible. La excursión permite navegar las bahías de Opunohu y Cook, hacer snorkel e incluso almorzar en un motu, un islote deshabitado.

 AQUABLUE

Aquablue: una experiencia fascinante para todos los públicos

Aquablue: Una experiencia fascinante para todos los públicos: caminar con toda seguridad por el fondo marino del lagoon de Moorea equipados con una escafandra.

 

TIKI VILLAGE THEATRE

TIKI VILLAGE THEATRETiki Village Theatre: un espectáculo tan turístico como imprescindible

Tiki Village Theatre.: Reconstrucción de un poblado maohi, muestra los usos, costumbres, oficios y folclore de las islas en un espectáculo tan turístico como imprescindible para conocer en profundidad la cultura ancestral de las islas. Lo más recomendable es asistir a su “La Grand Soirée”, que incluye cena y espectáculo. Martes, miércoles, viernes y sábado desde las 18.00h.

 

ASCENDER AL MIRADOR DE TOATEA

Desde este punto panorámico al este de la isla se admira toda la amplia gama de azules de la laguna y el océano. Allá en el horizonte se recortan las montañas de la vecina isla de Tahiti.

En el extremo oeste de Moorea en Teavaro el camino alrededor de la isla que en cierto momento deja la costa y sube por la montaña. Un hermoso panorama se abre a nosotros como uno de los enclaves más bonitos de la polinesia.
El té To’a mirador (roca de color claro) fue construido para disfrutar del panorama. Esta vista panorámica de la laguna ofrece hermosos colores, jade azul y morado, de color turquesa, con la silueta del horizonte de la gran montaña de Tahití. Se puede ver a la izquierda una gran masa de cocoteros Nuarei Bay con su larga playa de arena blanca. A la derecha y debajo del pandanus, vemos los bungalows sobre el agua en el Sofitel Kia Ora. Hacia el sur, se puede ver las montañas escarpadas de Fairurani.

En este lugar se erigió un monumento en honor a las víctimas del accidente aéreo en 2007.

 

ASCENDER AL BELVÉDÈRE

Iles Du VentEste mirador ofrece una de las vistas más impresionantes de las islas de la Sociedad. Una vez alcanzado el punto panorámico se dominan las bahías perfectas y gemelas (verdaderos monumentos naturales) de Cook y Opunohu, separadas por la montaña sagrada de Rotui (900 metros). En la bahía de Opunohu ancló en 1777 el intrépido Capitán Cook.: la bahía de Cook, más apropiadamente bahía de Paopao, sirve hoy en día de fondeadero para cruceros de lujo.

Este reserva ofrece las vistas panorámicas más bellas de la Polinesia, a una altitud de 240 m. Estamos en el gran cráter de 9 km de diámetro que ocupa el centro de la isla.

Asciende alrededor de los picos que son el sello distintivo de Moorea.
– En el noreste, el Monte Tearai (770 m); al este, el Monte Moua Puta (830 m);
– En el sur, el pico más alto de la isla, el Monte Tohivea (1207 m), cerca del Monte Putuputura’a (540 m), el monte o Mou’aroa, también conocido como diente de tiburón (880 m), y el Monte Atiati (742 m);
– En el suroeste, la Tyurenka (741 m) y el Monte Mou’apu (762 m);
– Al oeste, el Monte Tautuapae (769 m) cayendo a Monte Parata (517 m);
– En el norte, el monte Rotui, la montaña sagrada (899 m) entre las dos bahías.
Las ocho cadenas montañosas irradian de este sitio, que divide la isla llamada poéticamente Aimeo i te Varu Rava. Valle Pao-Pao y se unió a la de Opunohu por detrás del monte Rotui, formando bloque previamente con el de Haapiti. Existe un cuello entre Haapiti y Opunohu (385 m).
Las dos bahías de Cook, al este, al oeste de Opunohu, 1 km de ancho, penetran más de 3 km hacia el interior.

 

EL MERCADO DE PAO PAO

El mercado de Pao Pao: admirar un estupendo fresco de François Ravellomercado de pao pao

Visitar El mercado de Pao Pao es una experiencia ineludible para el viajero sagaz: la mejor manera de apreciar la vida cotidiana de los locales es visitar su mercado; y de paso, admirar un estupendo fresco de François Ravello.
Abierto de lunes a sábado de 06.00 a 17.00h. Domingos de 04.30 a 08.00h.

El pescado fresco y algunas frutas y verduras locales se presentan en un colorido mural pintado por François Ravello, un artista que vive en Moorea. Una mesa en la entrada del mercado, que es también un Poissonière Cooperativa muestra la pesca del día: mahi mahi, atún rojo o blanco, ono, pez espada, marlin, salmón.

 

Pescado fresco capturado en la laguna, se venden en el mercado o en el borde de la carretera del pueblo de Pao Pao. Otros pescadores que viajaban en una camioneta alrededor de Moorea klaxonant o soplando en un pu (tritón cáscara) y gritando el nombre del pescado que venden.
Nacido en 1926 en Toulon, Var, Francois Ravello tuvo una infancia frente al mar. A los dieciséis años, mintiendo acerca de su edad, se alistó en la Marina, mientras que Francia estaba en guerra. Viajó a Indochina, Japón … culturas exóticas, los colores brillantes y los estilos de vida le influían plenamente. Dado de alta el día de sus veinte años, siguió navegando. Él llegó a Tahití en 1956. La Polinesia Francesa, entonces llamada EFO (Asentamientos franceses en Oceanía), y tuvo una cálida bienvenida. A los treinta años, tenía una multitud de actividades: pesca en Tahití, profesor en las islas Marquesas o camarero en Tuamotu.

Un amigo artista, Jean Masson, le animó a pintar de manera más uniforme. Él le compró sus primeras pinturas. La primera exposición se celebró en Ravello Tahití en 1964. Animado por su éxito notorio, no solo expuso con regularidad a partir de entonces en la Polinesia francesa, sino también en París y Tokio. Dibujó y pintó instintivamente, reviviendo los lienzos de polinesia, los pescadores, los camiones cargados que regresaban del mercado. También se expresa la melancolía del día después de un día de fiesta, a través del cuerpo lánguido, caras de meditación con los ojos ausentes exuda un fatalismo extraño.

En el centro de Papeete, Ravello ha diseñado un gran mural sobre la historia del Bounty.

 

MOOREA DOLPHIN CENTER

El Intercontinental Moorea Resort & Spa dispone de un amplio espacio acuático de 3500m² sobre el lagoon donde se pueden realizar diferentes actividades en compañía de tres delfines especialmente adiestrados para interactuar con el viajero.

MOOREA DOLPHIN CENTER

CLÍNICA DE TORTUGAS MARINAS DEL INTERCONTINENTAL

La fundación sin ánimo de lucro Te Mana o Te Moana dispone en la laguna privada de este resort de una clínica de tortugas marinas, donde recuperan ejemplares dañados para devolverlos a su hábitat natural.

Te Mana o Te Moana

 BUCEO Y SNORKEL

Los sitios más recomendables para el snorkel (buceo de superficie) son la playa de Temae en el noreste y los motus Tiahura y Fareone en el noroeste.

La costa norte es un paraíso del buceo: The Tiki, The Canyons y la bahía de Opunohu acogen diversas especies de tiburones (Moorea es célebre entre los buceadores por el tiburón limón) y rayas.

 

PLAYA DE TEMAE

Playa de Temae: una larga y hermosa playa de arenas blancas a orillas del lagoon

Playa de Temae.: Es una larga y  hermosa playa de arenas blancas a orillas del lagoon, de poca profundidad y con estupendas vistas sobre Tahiti.

Fa’aupo Nuarei es una hermosa bahía, bordeada por una larga y hermosa playa de arena blanca, conocida como Playa de Temae, con una laguna de poca profundidad con agua clara.
Este sitio goza de vistas al horizonte, la silueta montañosa de Tahití y la bahía de Vaiare en el fondo, las montañas Fairurani (741 m) y 830 m (Mou’aputa ).

 

MARAES

Los pobladores originales de la isla, los Maohi, alzaron sus marae como lugares de culto a sus dioses, de respeto a sus jefes y de encuentro comunitario de los clanes familiares. Nuupere y Umarea son los más recomendables.

El Marae Nu’upure (Host Orar) se encuentra en el extremo de la punta de Nuupure Maatea. Está construido de bloques de coral, losas de piedra caliza y piedras redondas. Nuupure era un marae real incluyendo el Gran Jefe se llamaba Teari’i Mana (El Gran Príncipe).

Por el lado de la laguna, el marae Umarea es uno de los más antiguos de la Polinesia (construido alrededor del año 900).

Perteneciente a la gran líder Tepauarii, que consiste en una larga pared de bloques de coral y tallado enpiedras dispersas en terrenos privados.

Moorea es la isla vecina de Tahiti, de la que dista tan sólo 17 kms. Accesible desde ésta tanto por aire (vuelos de 15 minutos) como por vía marítima, (el trayecto en ferry o catamarán dura poco más de media hora).

La oficina de Turismo de Moorea, (Moorea’s Visitor Bureau) se encuentra en el muelle de ferries de Vaiare.

 

Panorama_Moorea_Baie_de_Cook

Islas de la sociedad, Tahití la isla reina

By in Polinesia No Comments

Tahití la isla reina

Tahiti, isla principal del archipiélago de la Sociedad, mide 1.042 km. cuadrados de extensión. La isla se divide en dos partes: Tahiti Nui (la gran Tahiti), y Tahiti Iti (la pequeña Tahiti, a menudo denominada la presqu’île). Su cota más alta, en Tahiti Nui, es el monte Orohena (2.241 m. de altura). Un arrecife de coral desigual rodea toda la isla (excepto algunas zonas de la parte norte), formando una estrecha laguna, con no menos de 33 pasos. Tahití ronda los 130.000 habitantes. La capital de la isla, y de toda Polinesia Francesa, es Papeete (Pape=agua, ete=cesta), al noroeste de la isla principal, a cuyo puerto se accede a través del principal paso en el arrecife.

mapa de tahiti i moorea

Tahiti es una isla verde y montañosa. Aparte del monte Orohena, destacan el monte Pito ti (2.110 m.) y el Aorai (2.066 m.). En la presqu’île la altura mayor es el monte Ronui (1332 m.). Una carretera de 115 km. da la vuelta a la isla principal; marcadores kilométricos parten de Papeete en ambos sentidos, hasta Taravao, en el istmo que separa ambas partes de la isla . En Fa’a’a, a 5 km. al oeste de Papeete, se encuentra el único aeropuerto internacional del territorio.

En Arue se encuentra la tumba de Pomaré V, último monarca de Tahiti. Al 10 km. al este de Papeete se abre la bahía Matavai, lugar de anclaje favorito de la mayoría de los primeros exploradores del siglo XVIII (Wallis, Cook y Bligh anclaron sus navíos aquí), y la punta Venus, donde hay un busto de Cook y un bonito faro; a la punta Venus llegaron también en 1797 los primeros misioneros protestantes de Tahiti. A 22 km., un poco hacia el interior, se encuentran las cascadas de Faarumai, un lugar precioso donde darse un baño o simplemente disfrutar del paisaje. En la laguna aledaña a Hitiaa fue donde en 1768 Jean-Antoine de Bougainville echó el ancla de sus dos barcos. En Papeari se encuentra el museo Paul Gauguin, consagrado a la vida del artista, junto al jardín botánico que lo acoge, en uno de los lugares de estancia de aquel. Pasado Papeari, se encuentra el jardín de flores de Vaipahi, con la la bonita cascada del mismo nombre.

Museo Paul Gauguin en Tahiti

En Paea, a 22,5 km. de Papeete en la costa oeste, hacia el interior, está el restaurado marae de Arahurahu, lugar de representaciones históricas hoy en día y que muestra lo que debía ser una marae en la época pre-europea. En Punauiaa, a 15 km. al oeste de Papeete, se encuentra el Museo de las Islas, con una de las mejores colecciones sobre historia y cultura de Polinesia y el Pacífico. A 11 km. de Papeete el restaurante Bligh destaca por su estupendo acuario submarino.

Native_TahitiansUna ruta (apta sólo para 4×4) atraviesa Tahiti Nui, a través del valle del río Papenoo, el más grande y caudaloso de la isla, y bajando de manera abrupta hasta el lago Vaihiria (300 m. de desnivel en 3,5 km.), y Mataiea.

Sendas carreteras unen Taravao, en Tahiti Nui, con Tautira, en el norte, junto a la hermosísima bahía de Vaitepiha, y Teahupoo, en el sur de Tahiti Iti. La presqu’île termina en acantilados verticales.

La mayoría de los mejores hoteles de la isla se encuentran alrededor de Papeete, en los 15 km. hasta Punauiaa, con estupendas vistas sobre la montañosa isla de Moo’rea. Tahiti carece de playas blancas: todas son de arena negra (volcánica): si hay una cerca de algún hotel, la arena ha sido traída de Mo’orea.

 

 

PAPEETE

Papeete es lo más parecido a una ciudad que vamos a encontrar en Tahiti. Papeete ronda los 100.000 habitantes, la mitad de la población de Polinesia. La reina Pomare IV dió su nombre a la principal arteria de Papeete, el boulevar Pomaré, que se extiende a lo largo de todo el puerto de Papeete, verdadero pulmón económico de todo el territorio. Al principio del boulevar Pomaré se halla la iglesia protestante, religión mayoritaria en Polinesia. Cerca, en el parque Bougainville, se encuentra la estatua del navegante francés, que arribó a las costas de Tahiti en 1768, custodiado por dos viejos cañones. Saliendo por una de las calles que parten del boulevar Pomaré, iremos a parar al mercado de Papeete, lugar de visita obligada, dividido en dos plantas; el mercado ha sido reconstruido (en anterior fue bombardeado por dos cruceros alemanes en 1914); en la planta baja se vende comida, y en la planta superior, diversos souvenirs. Cerca, al final de otra de las calles adyacentes, se encuentra la ‘catedral’ católica.

Si nos paseamos a través del puerto de Papeete por el boulevar Pomaré, encontraremos multitud de veleros. Al final del puerto se encuentra el muelle de donde parten los ferrys para la cercana isla de Mo’orea. Cerca, al atardecer, es el lugar donde se disponen las ‘roulottes’, donde se puede comer algo.

Otra característica típica de Papeete, y que toda persona que acude a Tahiti debería probar y usar, es el truck: el tructruck tahitik es un camión pero del que sólo queda la cabina del conductor: el resto es una habitáculo con bancos donde se asientan los pasajeros: el truck es el medio de transporte más barato para ir a Papeete y alrededores, y el mejor para conocer a los nativos.

Las puestas de sol constituyen otro de los productos más bonitos de Polinesia, y que no cuestan una suma razonable de dinero: quien no lo crea, sólo tiene que ver ponerse el sol en Tahiti o cualquier otro lugar de Polinesia. El espectáculo merece la pena.

Tahiti: a menudo subestimada por considerarse demasiado “desarrollada”, hay viajeros que sólo la visitan por razones de operativa aérea, ya que el aeropuerto de Faa’a en Papeete es la puerta de entrada y salida del archipiélago. Y por ello rara vez es el objetivo principal del viaje. Sin embargo, esta isla de unos 1000 kms² (el doble que Ibiza) con cimas tapizadas de densa vegetación que superan los 2000 metros y desde cuyas faldas bajan espectaculares saltos de agua y cascadas, esconde un interior realmente salvaje y cuenta con la mejor oferta comercial, de restauración, ocio nocturno y de turismo activo de las islas.

Además, es en ella donde el viajero sagaz encontrará las huellas de los creadores del mito de los Mares del Sur: Pierre Loti, Stevenson, Melville, Gauguin y James Norman Hall.

 

EL MERCADO DE PAPEETE

El mercado público de Papeete (Mapuru a Paraita) es el mejor lugar para descubrir los productos de las islas de Polinesia y la vida cotidiana de sus gentes. Está abierto todos los días desde las 6 a las 18 horas, y de 4 a 7 los domingos, cuando está particularmente animado. Habitualmente, a las 16 00h, llegan al mercado las capturas pesqueras del día. Tiene dos plantas: en la primera los productos perecederos; en la segunda artesanía, flores y textil.mercado de Papeete

Sin duda uno de los mejores lugares para conocer la autenticidad de la Polinesia, el Mercado de Papeete “Mapuru un Paraita” sigue siendo la atracción del centro de la ciudad. En el mercado, la ciudad todavía palpita con lánguidos años, los años en que el pueblo de Tahití se abrieron al mundo, orgullosa de sus tradiciones.

La animación es perpetua, la atmósfera está en plena marcha todos los días de 06h a 18h. Es un lugar maravilloso para vivir, colorido y rico en emociones, es el Papeete histórico, cultural y sobre todo social.

Los participantes del mercado provienen de distritos remotos alrededor de la isla para converger sin descanso hacia este lugar estratégico, verdadero corazón, corazón de la sociedad tahitiana. Renovado hace unos diez años, después de 100 años de servicio leal, la nueva arquitectura de mercado conserva un amplio ambiente y el encanto de antaño, con sus numerosos puestos de colores y los numerosos puestos de artesanía. Es más de 7000 m2 que el mercado ofrece a los visitantes una amplia gama de la vida polinesia.

El Mercado de Papeete es, sin duda, la institución más antigua de la isla en activo. Alrededor de 1850, un decreto mencionó la creación de dos mercados en Papeete, una reservada para la pesca, y el otro reservado para las frutas, verduras, aves, etc … pero es en 1869 que el mercado se instala en su ubicación actual. Durante la creación de la Comuna en 1890, los decretos municipales se establecen para regular la venta y la higiene.

En 1987 se inauguró con gran pompa la primera entrega del nuevo mercado, tal como lo conocemos hoy en día. El área se triplicó y la adición de artesanías permitirá hacer más puestos y crear una mayor asistencia. No menos de 500.000 visitantes acuden cada año al mercado de Papeete.

Para más información: Dirección de City Market – Tel. : 43 67 15

Papeete

 

CENTRO ARTESANAL DE PAPEETE. (Centre des Métiers d’Arts)

En el CMA los jóvenes aprenden oficios ancestrales de la tradicional polinesia. Y el visitante puede admirar sus trabajos aquí o en los puestos de la plaza Vaiete.

Desde el pasado hace más de treinta años (1980), la CMA prepara a los jóvenes para las carreras en artesanía (talla de madera y piedra, tallado de perla y hueso, cestería, costura, impresión de tela …). Además de la formación práctica que reciben para la educación general y un teórico en artes del Pacífico y la creación artística (francés, matemáticas … aplicada). Ellos son introducidos a en las empresas y la gestión de un taller. Estas prácticas en empresas completan la formación.

Se puede pasar de la edad de dieciséis años, a un tercer nivel de la universidad después de la presentación de los motivos ante un jurado.
La CMA es una gran herramienta. Los mismo habitantes son los encargados de salvar a la cultura polinesia, y al mismo tiempo mejorar su rico patrimonio.

 

Contactos :Tél. : 430 306 – 437 051

 

EL PUERTO

Es el mayor puerto de escala del Pacífico Sur. El trajín de entrada y salida de buques pesqueros, yates de recreo, ferries provenientes de las islas y grandes cruceros ofrece un ameno espectáculo.

 

MUSEO DE LA PERLA DE ROBERT WAN

El magnate de la perla de Polinesia tiene tiendas en los principales hoteles de Polinesia y su museo en el centro comercial Vaima de Papeete, de entrada gratuita, es imprescindible para familiarizarse con el cultivo de esta joya del mar.

 

CASA DE JAMES NORMAN HALL

A pocos kilómetros de Papeete, en Arue, los amantes del mito de los Mares del Sur tienen una cita obligada con la casa colonial de James Norman Hall en la que residió en la primera mitad del siglo XX  este americano de Iowa, un héroe de la Primera Guerra Mundial que, en colaboración con Charles Nordhoff, escribió la trilogía sobre el motín del Bounty que sirvió de inspiración para la legendaria película, protagonizada por Marlon Brando, Rebelión a bordo.

http://www.robertwan.com/eng/museum.htm

http://www.centrevaima.com/fr/

 

LAS ROULOTTES

Al atardecer, a eso de las 18.00h, las roulottes – furgonetas y kioscos aparecen junto al puerto, en la plaza Vaiete, ofreciendo variada cocina (pescados, carnes, especialidades chinas, pizzas, crepes…) a precios muy convenientes y en un ambiente popular y desenfadado, especialmente los viernes y sábados.

Se encuentra principalmente en Vaiete, el paseo marítimo de Papeete, restaurantes de la calle en donde se va a cenar con la familia. Hay elección para todo el mundo:
pizza, comida china, crepe, especialidades de pescado o de carne papas fritas, una buena idea para comer en un ambiente típico de la Polinesia y con precios bajos. Con la renovación de Vaiete, cada caravana a personalizado de decoración para hacer reales los restaurantes.

 

TOUR DE LA ISLA

115 kms de carretera circunvalan la isla a lo largo de su costa agreste. Partiendo de Papeete y en el sentido de las agujas del reloj, la carretera conduce a Punta Venus, lugar histórico que vio desembarcar a los primeros polinesios en sus piraguas dobles, a James Cook en 1767 o a la legendaria Bounty  y junto al que se encuentra la hermosa playa de arena negra de Mahina y un faro. A continuación se alcanza la triple cascada de Faarumai y el Trou du Souflleur, en el que el agua del mar surge rugiendo a través de un agujero en la roca. Tras cruzar el estrecho istmo que une Tahiti Nui con la “casi península” de Tahiti Iti se llega a la idílica meseta de Taravao. Otra parada obligada es el Museo Paul Gauguin, que evoca la relación del pintor con las islas de Polinesia y exhibe obra menor del artista: acuarela, escultura, grabado y algún

préstamo puntual de su obra pictórica mayor. Tres tikis de las islas Australes se conservan en su jardín. Junto al museo se encuentra el exuberante Jardín Botánico Harrison W. Smith y un poco más al norte las grutas de Maraa. Ya en Punaauia, a pocos kilómetros de Papeete, se visita el imprescindible Museo de Tahiti y sus islas, que divulga el conocimiento del origen, tradiciones y cultura de los habitantes de la Polinesia.

El Tour puede realizarse por cuenta propia alquilando un vehículo o contratando una excursión de medio día o día completo, en la que se incluye un almuerzo en el Restaurante Gauguin.

http://www.museetahiti.pf/

 

BUCEO

La isla cuenta con siete centros de buceo y amplia variedad de lugares de buceo: pecios de la II Guerra Mundial, arrecife, jardines de coral, grutas…

TOUR EN  4×4 EN EL INTERIOR

El interior de la isla está poco explotado turísticamente y esconde valles de vegetación selvática, cascadas virginales, crátreres, cañones y barrancos en los que practicar el canoying, abundante flora y fauna…

Imprescindible el almuerzo en Relais de la Maroto, un hotel en medio de la selva de montaña en lo alto del valle de Papenoo y con espectaculares vistas.

 

SURF

Tahiti es cuna del surf y representa una de las mecas del surf del Pacífico. La ola de Teahupoo, en Tahiti Iti, es mítica entre los devotos de la tabla. Los menos audaces encontraran olas menos vertiginosa en Papara o Taapuna, en la costa oeste; o en Papenoo en la este.

 

 [+] Descargar Ficha