Oficina en Salt, Girona: 972 230 560

Tahití

Bucear en la Polinesia

Raiatea, la isla sagrada, y Tahaa, la isla vainilla, están situadas entre Bora Bora y Huahine, a 120 km de Tahití, en el corazón de la Polinesia Francesa.

Estas dos islas, todavía libres del turismo de masas, comparten la misma laguna de arrecife de coral y por lo tanto presentan una impresionante variedad de parajes, gracias a su configuración geográfica.

Hay 9 emplazamientos a su disposición: desde los picos del paso de Céran hasta los bancos de peces del paso de Teavapiti, sin olvidar la maravillosa caída del paso Tetuatiare. A esto hay que añadir varias zonas del arrecife y la laguna, junto con los restos de un naufragio (del Nordby) y unas pequeñas cuevas.

Gracias a estas variadas opciones, podemos elegir entre bucear fondeados, a la deriva, o incluso desde un embarcadero. Los dos centros de Hemisphère Sub están a su disposicion para ayudarle a descubrir los secretos escondidos en estas dos islas.

Desde 2003 bucean diariamente en la isla de Raiatea: benefíciese de nuestra experiencia y de nuestra profesionalidad dejándose guiar con total seguridad. En nuestro centro de buceo encontrará un ambiente agradable, todo el equipo necesario disponible para usted con un material de calidad que cumple las normas internacionales de seguridad.

La isla de Tahaa, menos conocida por el submarinismo que el archipiélago Tuamotu o Bora Bora, alberga sin embargo unos hermosos sitios de submarinismo poco frecuentados.

Descubra los pasos de Paipai, Céran y Le Trou de la Pieuvre, donde abundan tiburones, tortugas, peces cirujanos y otros peces tropicales.

Ubicado en el motu del Taha’a Island Resort & Spa 5*, el Tahaa Diving Center dispone de un acceso rápido al arrecife externo de la costa oeste de la isla, a menudo protegido del viento del este.
Una única laguna para dos islas… El centro también ofrece excursiones de submarinismo a Raiatea, en particular al emplazamiento donde se encuentranlos restos del Nordby, barco danés metálico de tres mástiles, de 1873, que se hundió a principios de los años 1900 a causa del Mara’amu, viento alisiodel sudeste muy conocido por su fuerza.

 

Vídeos

Islas de la sociedad, Tahití la isla reina

By in Polinesia No Comments

Tahití la isla reina

Tahiti, isla principal del archipiélago de la Sociedad, mide 1.042 km. cuadrados de extensión. La isla se divide en dos partes: Tahiti Nui (la gran Tahiti), y Tahiti Iti (la pequeña Tahiti, a menudo denominada la presqu’île). Su cota más alta, en Tahiti Nui, es el monte Orohena (2.241 m. de altura). Un arrecife de coral desigual rodea toda la isla (excepto algunas zonas de la parte norte), formando una estrecha laguna, con no menos de 33 pasos. Tahití ronda los 130.000 habitantes. La capital de la isla, y de toda Polinesia Francesa, es Papeete (Pape=agua, ete=cesta), al noroeste de la isla principal, a cuyo puerto se accede a través del principal paso en el arrecife.

mapa de tahiti i moorea

Tahiti es una isla verde y montañosa. Aparte del monte Orohena, destacan el monte Pito ti (2.110 m.) y el Aorai (2.066 m.). En la presqu’île la altura mayor es el monte Ronui (1332 m.). Una carretera de 115 km. da la vuelta a la isla principal; marcadores kilométricos parten de Papeete en ambos sentidos, hasta Taravao, en el istmo que separa ambas partes de la isla . En Fa’a’a, a 5 km. al oeste de Papeete, se encuentra el único aeropuerto internacional del territorio.

En Arue se encuentra la tumba de Pomaré V, último monarca de Tahiti. Al 10 km. al este de Papeete se abre la bahía Matavai, lugar de anclaje favorito de la mayoría de los primeros exploradores del siglo XVIII (Wallis, Cook y Bligh anclaron sus navíos aquí), y la punta Venus, donde hay un busto de Cook y un bonito faro; a la punta Venus llegaron también en 1797 los primeros misioneros protestantes de Tahiti. A 22 km., un poco hacia el interior, se encuentran las cascadas de Faarumai, un lugar precioso donde darse un baño o simplemente disfrutar del paisaje. En la laguna aledaña a Hitiaa fue donde en 1768 Jean-Antoine de Bougainville echó el ancla de sus dos barcos. En Papeari se encuentra el museo Paul Gauguin, consagrado a la vida del artista, junto al jardín botánico que lo acoge, en uno de los lugares de estancia de aquel. Pasado Papeari, se encuentra el jardín de flores de Vaipahi, con la la bonita cascada del mismo nombre.

Museo Paul Gauguin en Tahiti

En Paea, a 22,5 km. de Papeete en la costa oeste, hacia el interior, está el restaurado marae de Arahurahu, lugar de representaciones históricas hoy en día y que muestra lo que debía ser una marae en la época pre-europea. En Punauiaa, a 15 km. al oeste de Papeete, se encuentra el Museo de las Islas, con una de las mejores colecciones sobre historia y cultura de Polinesia y el Pacífico. A 11 km. de Papeete el restaurante Bligh destaca por su estupendo acuario submarino.

Native_TahitiansUna ruta (apta sólo para 4×4) atraviesa Tahiti Nui, a través del valle del río Papenoo, el más grande y caudaloso de la isla, y bajando de manera abrupta hasta el lago Vaihiria (300 m. de desnivel en 3,5 km.), y Mataiea.

Sendas carreteras unen Taravao, en Tahiti Nui, con Tautira, en el norte, junto a la hermosísima bahía de Vaitepiha, y Teahupoo, en el sur de Tahiti Iti. La presqu’île termina en acantilados verticales.

La mayoría de los mejores hoteles de la isla se encuentran alrededor de Papeete, en los 15 km. hasta Punauiaa, con estupendas vistas sobre la montañosa isla de Moo’rea. Tahiti carece de playas blancas: todas son de arena negra (volcánica): si hay una cerca de algún hotel, la arena ha sido traída de Mo’orea.

 

 

PAPEETE

Papeete es lo más parecido a una ciudad que vamos a encontrar en Tahiti. Papeete ronda los 100.000 habitantes, la mitad de la población de Polinesia. La reina Pomare IV dió su nombre a la principal arteria de Papeete, el boulevar Pomaré, que se extiende a lo largo de todo el puerto de Papeete, verdadero pulmón económico de todo el territorio. Al principio del boulevar Pomaré se halla la iglesia protestante, religión mayoritaria en Polinesia. Cerca, en el parque Bougainville, se encuentra la estatua del navegante francés, que arribó a las costas de Tahiti en 1768, custodiado por dos viejos cañones. Saliendo por una de las calles que parten del boulevar Pomaré, iremos a parar al mercado de Papeete, lugar de visita obligada, dividido en dos plantas; el mercado ha sido reconstruido (en anterior fue bombardeado por dos cruceros alemanes en 1914); en la planta baja se vende comida, y en la planta superior, diversos souvenirs. Cerca, al final de otra de las calles adyacentes, se encuentra la ‘catedral’ católica.

Si nos paseamos a través del puerto de Papeete por el boulevar Pomaré, encontraremos multitud de veleros. Al final del puerto se encuentra el muelle de donde parten los ferrys para la cercana isla de Mo’orea. Cerca, al atardecer, es el lugar donde se disponen las ‘roulottes’, donde se puede comer algo.

Otra característica típica de Papeete, y que toda persona que acude a Tahiti debería probar y usar, es el truck: el tructruck tahitik es un camión pero del que sólo queda la cabina del conductor: el resto es una habitáculo con bancos donde se asientan los pasajeros: el truck es el medio de transporte más barato para ir a Papeete y alrededores, y el mejor para conocer a los nativos.

Las puestas de sol constituyen otro de los productos más bonitos de Polinesia, y que no cuestan una suma razonable de dinero: quien no lo crea, sólo tiene que ver ponerse el sol en Tahiti o cualquier otro lugar de Polinesia. El espectáculo merece la pena.

Tahiti: a menudo subestimada por considerarse demasiado “desarrollada”, hay viajeros que sólo la visitan por razones de operativa aérea, ya que el aeropuerto de Faa’a en Papeete es la puerta de entrada y salida del archipiélago. Y por ello rara vez es el objetivo principal del viaje. Sin embargo, esta isla de unos 1000 kms² (el doble que Ibiza) con cimas tapizadas de densa vegetación que superan los 2000 metros y desde cuyas faldas bajan espectaculares saltos de agua y cascadas, esconde un interior realmente salvaje y cuenta con la mejor oferta comercial, de restauración, ocio nocturno y de turismo activo de las islas.

Además, es en ella donde el viajero sagaz encontrará las huellas de los creadores del mito de los Mares del Sur: Pierre Loti, Stevenson, Melville, Gauguin y James Norman Hall.

 

EL MERCADO DE PAPEETE

El mercado público de Papeete (Mapuru a Paraita) es el mejor lugar para descubrir los productos de las islas de Polinesia y la vida cotidiana de sus gentes. Está abierto todos los días desde las 6 a las 18 horas, y de 4 a 7 los domingos, cuando está particularmente animado. Habitualmente, a las 16 00h, llegan al mercado las capturas pesqueras del día. Tiene dos plantas: en la primera los productos perecederos; en la segunda artesanía, flores y textil.mercado de Papeete

Sin duda uno de los mejores lugares para conocer la autenticidad de la Polinesia, el Mercado de Papeete “Mapuru un Paraita” sigue siendo la atracción del centro de la ciudad. En el mercado, la ciudad todavía palpita con lánguidos años, los años en que el pueblo de Tahití se abrieron al mundo, orgullosa de sus tradiciones.

La animación es perpetua, la atmósfera está en plena marcha todos los días de 06h a 18h. Es un lugar maravilloso para vivir, colorido y rico en emociones, es el Papeete histórico, cultural y sobre todo social.

Los participantes del mercado provienen de distritos remotos alrededor de la isla para converger sin descanso hacia este lugar estratégico, verdadero corazón, corazón de la sociedad tahitiana. Renovado hace unos diez años, después de 100 años de servicio leal, la nueva arquitectura de mercado conserva un amplio ambiente y el encanto de antaño, con sus numerosos puestos de colores y los numerosos puestos de artesanía. Es más de 7000 m2 que el mercado ofrece a los visitantes una amplia gama de la vida polinesia.

El Mercado de Papeete es, sin duda, la institución más antigua de la isla en activo. Alrededor de 1850, un decreto mencionó la creación de dos mercados en Papeete, una reservada para la pesca, y el otro reservado para las frutas, verduras, aves, etc … pero es en 1869 que el mercado se instala en su ubicación actual. Durante la creación de la Comuna en 1890, los decretos municipales se establecen para regular la venta y la higiene.

En 1987 se inauguró con gran pompa la primera entrega del nuevo mercado, tal como lo conocemos hoy en día. El área se triplicó y la adición de artesanías permitirá hacer más puestos y crear una mayor asistencia. No menos de 500.000 visitantes acuden cada año al mercado de Papeete.

Para más información: Dirección de City Market – Tel. : 43 67 15

Papeete

 

CENTRO ARTESANAL DE PAPEETE. (Centre des Métiers d’Arts)

En el CMA los jóvenes aprenden oficios ancestrales de la tradicional polinesia. Y el visitante puede admirar sus trabajos aquí o en los puestos de la plaza Vaiete.

Desde el pasado hace más de treinta años (1980), la CMA prepara a los jóvenes para las carreras en artesanía (talla de madera y piedra, tallado de perla y hueso, cestería, costura, impresión de tela …). Además de la formación práctica que reciben para la educación general y un teórico en artes del Pacífico y la creación artística (francés, matemáticas … aplicada). Ellos son introducidos a en las empresas y la gestión de un taller. Estas prácticas en empresas completan la formación.

Se puede pasar de la edad de dieciséis años, a un tercer nivel de la universidad después de la presentación de los motivos ante un jurado.
La CMA es una gran herramienta. Los mismo habitantes son los encargados de salvar a la cultura polinesia, y al mismo tiempo mejorar su rico patrimonio.

 

Contactos :Tél. : 430 306 – 437 051

 

EL PUERTO

Es el mayor puerto de escala del Pacífico Sur. El trajín de entrada y salida de buques pesqueros, yates de recreo, ferries provenientes de las islas y grandes cruceros ofrece un ameno espectáculo.

 

MUSEO DE LA PERLA DE ROBERT WAN

El magnate de la perla de Polinesia tiene tiendas en los principales hoteles de Polinesia y su museo en el centro comercial Vaima de Papeete, de entrada gratuita, es imprescindible para familiarizarse con el cultivo de esta joya del mar.

 

CASA DE JAMES NORMAN HALL

A pocos kilómetros de Papeete, en Arue, los amantes del mito de los Mares del Sur tienen una cita obligada con la casa colonial de James Norman Hall en la que residió en la primera mitad del siglo XX  este americano de Iowa, un héroe de la Primera Guerra Mundial que, en colaboración con Charles Nordhoff, escribió la trilogía sobre el motín del Bounty que sirvió de inspiración para la legendaria película, protagonizada por Marlon Brando, Rebelión a bordo.

http://www.robertwan.com/eng/museum.htm

http://www.centrevaima.com/fr/

 

LAS ROULOTTES

Al atardecer, a eso de las 18.00h, las roulottes – furgonetas y kioscos aparecen junto al puerto, en la plaza Vaiete, ofreciendo variada cocina (pescados, carnes, especialidades chinas, pizzas, crepes…) a precios muy convenientes y en un ambiente popular y desenfadado, especialmente los viernes y sábados.

Se encuentra principalmente en Vaiete, el paseo marítimo de Papeete, restaurantes de la calle en donde se va a cenar con la familia. Hay elección para todo el mundo:
pizza, comida china, crepe, especialidades de pescado o de carne papas fritas, una buena idea para comer en un ambiente típico de la Polinesia y con precios bajos. Con la renovación de Vaiete, cada caravana a personalizado de decoración para hacer reales los restaurantes.

 

TOUR DE LA ISLA

115 kms de carretera circunvalan la isla a lo largo de su costa agreste. Partiendo de Papeete y en el sentido de las agujas del reloj, la carretera conduce a Punta Venus, lugar histórico que vio desembarcar a los primeros polinesios en sus piraguas dobles, a James Cook en 1767 o a la legendaria Bounty  y junto al que se encuentra la hermosa playa de arena negra de Mahina y un faro. A continuación se alcanza la triple cascada de Faarumai y el Trou du Souflleur, en el que el agua del mar surge rugiendo a través de un agujero en la roca. Tras cruzar el estrecho istmo que une Tahiti Nui con la “casi península” de Tahiti Iti se llega a la idílica meseta de Taravao. Otra parada obligada es el Museo Paul Gauguin, que evoca la relación del pintor con las islas de Polinesia y exhibe obra menor del artista: acuarela, escultura, grabado y algún

préstamo puntual de su obra pictórica mayor. Tres tikis de las islas Australes se conservan en su jardín. Junto al museo se encuentra el exuberante Jardín Botánico Harrison W. Smith y un poco más al norte las grutas de Maraa. Ya en Punaauia, a pocos kilómetros de Papeete, se visita el imprescindible Museo de Tahiti y sus islas, que divulga el conocimiento del origen, tradiciones y cultura de los habitantes de la Polinesia.

El Tour puede realizarse por cuenta propia alquilando un vehículo o contratando una excursión de medio día o día completo, en la que se incluye un almuerzo en el Restaurante Gauguin.

http://www.museetahiti.pf/

 

BUCEO

La isla cuenta con siete centros de buceo y amplia variedad de lugares de buceo: pecios de la II Guerra Mundial, arrecife, jardines de coral, grutas…

TOUR EN  4×4 EN EL INTERIOR

El interior de la isla está poco explotado turísticamente y esconde valles de vegetación selvática, cascadas virginales, crátreres, cañones y barrancos en los que practicar el canoying, abundante flora y fauna…

Imprescindible el almuerzo en Relais de la Maroto, un hotel en medio de la selva de montaña en lo alto del valle de Papenoo y con espectaculares vistas.

 

SURF

Tahiti es cuna del surf y representa una de las mecas del surf del Pacífico. La ola de Teahupoo, en Tahiti Iti, es mítica entre los devotos de la tabla. Los menos audaces encontraran olas menos vertiginosa en Papara o Taapuna, en la costa oeste; o en Papenoo en la este.

 

 [+] Descargar Ficha