Oficina en Salt, Girona: 972 230 560

Polinesia

Bora bora la perla del Pacífico

By in Australia y Oceania, Polinesia No Comments

La primera sensación que se impregna en nuestra retina al aterrizar sobre el motu del aeropuerto de Bora Bora, situada a 270 km desde Tahití, es que tiene la laguna más hermosa del mundo. El buceo en estas aguas limpias y cálidas es una experiencia sublime, entre miles de peces multicolores que se divierten rozando, curiosos, a sus invitados.

bora bora hotel hilton
Bora Bora es una joya posada en el azul del Pacífico, una isla romántica en cuyo seno cada hotel supo crear un paraíso privado para acoger a las parejas en su luna de miel. Los exclusivos bungalows son remansos de intimidad, perfectos miradores desde donde observar el atardecer reflejado en el monte Otemanu y la caída del sol en la inmensidad del horizonte oceánico.

Por qué visitar Bora bora?

Los esplendores de la laguna Bora Bora es una isla volcánica que surge sobre una de las lagunas más hermosas del mundo. Numerosos islotes paradisíacos emergen de sus transparentes aguas.

 

La isla romántica
Bora Bora es la isla romántica por antonomasia para las parejas en luna de miel. Aquí pueden celebrar una boda tradicional tahitiana, no reconocida legalmente, pero igualmente mágica.
El desayuno llega en canoaLos bungalows sobre las turquesas aguas de la laguna ofrecen un servicio de hostelería impecable. Lo mejor: el desayuno que llega a bordo de una piragua.
Lagoonarium
En el mayor acuario al aire libre de Tahití y sus islas se puede acariciar a las mantas gigantes y admirar la infinidad de peces que pueblan sus ecosistemas, también seguir sus fantásticas evoluciones.
Hawaiki Nui Va’a
Bora Bora constituye la última etapa de la competición de piraguas más importante del Pacífico Sur, Hawaiki Nui Va’a, celebrada todos los años en octubre.
Una gastronomía refinada.
Mezcla de platos franceses e internacionales y las especialidades tahitianas, al ritmo hechizado de cantos y danzas tradicionales.

Visitas por Bora bora

Considerada la más hermosa del mundo, la laguna de Bora Bora es una piscina natural multicolor y luminosa en la que todos pueden disfrutar de sus preferencias náuticas y tomar baños de sol únicos en las playas de arena blanca o en los motu diseminados por las aguas cristalinas de la laguna.
• Ceremonia de boda polinesia
El eco sobre las aguas del ruido envolvente y rítmico de los tambores, los gritos salvajes de un guerrero, la suave danza polinesia interpretada por las mujeres en la arena y los extraños encantamientos del tahua salmodiando las fórmulas rituales sagradas de antaño son algunos de los ingredientes de una ceremonia de boda tradicional.

Aunque carece de valor legal, el Tiki Téâtre Village y algunos hoteles internacionales invitan a vivir este momento lleno de emociones en un marco incomparable.
• El mini Heiva
De tradición oral, la cultura de Tahití y sus islas se ha transmitido de generación en generación. Todavía hoy está muy viva, y sus principales expresiones tienen lugar durante el mes de julio, cuando Bora Bora se vuelca en el festejo del “Heiva”. Se celebran numerosos actos culturales y deportivos: concursos de lanzamiento de jabalina, levantamiento de piedra, carreras llevando frutas, carreras de piraguas, concursos de cantos y danzas en los que participan los mejores danzadores de la isla.

 

TOUR de la ISLA

Vaitape

Está comunicado por el único paso de la isla, Teavanui, bordeado por el encantador islote Motu Tapu, lugar donde se rodó “Tabú” de F. Murnau y que durante un tiempo se convirtió en refugio del gran explorador Paul EMile Victor. La plaza principal de la ciudad ha sido bautizada como Plaza Alain Gerbault, debido a la presencia de la tumba en forma de marae – con tres gradas de guijarros- de este ilustre navegante de principios de siglo que convirtió a la isla en su tierra adoptiva.
La carretera hacia el norte conduce a la punta Farepiti que abarca la profunda bahía de Faanui; el pueblo, del mismo nombre, fue la cuna de la antigua familia reinante, lo cual explica la presencia de varios marae alrededor de la bahía. En la punta Farepiti se pueden observar también las piedras esculpidas (los tiki de piedra gigante) del marae real Farerua, también llamado Marotetini.
polinesia francesa bora boraEn otros dos lugares próximos al pueblo se encuentran los marae Taianapa y Fare Opu, que presentan petroglifos. En la punta sur de Matira comienza la parte de la costa protegida, la más turística de la isla, que cuenta con una fantástica playa y una hermosa laguna. Sobre la colina, a media hora de caminata, las antiguas piezas de artillería del ejército norteamericano apuntando al mar, vigilan todavía este lugar. Pasando la punta Raititi, la carretera se adentra en la majestuosa bahía de Povai, desde donde hay una vista espectacular del pico Otemanu y del motu
Toopua, rematado con un pequeño relieve, que deja aparecer las legendarias “campanas de Hiro”. Esta parte de la costa occidental hasta Vaitape es la más habitada y animada, y en la que se concentran los hoteles y otras actividades deportivas y de ocio.
Por las antiguas carreteras militares se pueden realizar excursiones en 4×4 hasta el interior de la isla. La más conocida es la que comienza en Faanui hacia la bahía Vairau, con parada en la cima, donde la vista abarca hasta las slas vecinas de Raiatea, Tahaa y Maupiti. El otro itinerario transcurre también por el norte de la isla, por las pistas de la Punta Tahití y la línea de la cresta en dirección al monte Popoti, de 249 metros, reconocible por su pico.

La caminata hacia el Pahia

La caminata hacia el Pahia es de un nivel bastante complicado y dura más de tres horas de subida y dos de bajada.
Se sale de Vaitape hasta el pie de los acantilados, a través de los vergeles y de un bosque de “mape”. El camino conduce en medio de grandes espacios de orquídeas salvajes y de helechos arborescentes hacia una primera cima. Finalmente la cresta nos lleva a la cumbre del Pahia de la que, según cuenta la tradición, el dios de la guerra descendió sobre un arco iris. Desde arriba, la panorámica de todas las islas de Sotavento corta el aliento.

La caminata al monte Otemanu

La caminata al monte Otemanu se realiza desde la bahía de Vairau y son más de dos horas de subida. La segunda parte, por pendientes muy empinadas, es difícil por las posibles caídas de piedras. A veces se pueden encontrar cabras salvajes. La entrada de la gruta situada al pie del pico Otemanu impresiona por su tamaño. Anida aquí una colonia de rabihorcados y, desde el interior de la gruta la vista sobre el océano es sorprendente y magnífica.

En la laguna

Las actividades propuestas para realizar en la laguna son muy variadas. Las excursiones en piragua o en catamarán con parada para un picnic en el motu, la visita a las rayas manta o para dar de comer a los tiburones, se han convertido en los grandes clásicos. También se pueden alquilar pequeñas embarcaciones o motos de agua, y barcos ya más grandes con un patrón, para salir a pescar el pez espada en alta mar.

Four_Seasons_Resort_Bora_Bora

Tikehau el atolón rosado. Por qué visitar Tikehau?

By in Australia y Oceania, Polinesia No Comments

Es uno de los atolones más atractivos debido a las playas de arenas rosadas y blancas que rodean las aguas turquesas de su laguna interior. También cobija numerosas colonias de aves que hacen sus nidos en los pequeños motus. Uno de éstos recibe precisamente el nombre de isla de los pájaros.

 

Por qué visitar Tikehau? 
Una inmensa piscina natural Definida por Jacques Cousteau como el atolón más abundante de Tahití y sus islas, su fauna
submarina es verdaderamente única.
La danza de las mantas raya. 

Sólo posee un paso (una interrupción de la barrera coralina), Tuheiva, y es un spot inmejorable para observar el ballet de las mantas rayas, los bancos de barracudas y de atunes, los tiburones grises o de aleta negra y los delfines azules.

La isla de los pájaros
Los pequeños motus de Tikehau albergan numerosas colonias de aves: alcatraces de patas rojas, gaviotines crestados y grises azulados.

Lori_péruviana
Agradables paseos
Perderse por la graciosa aldea de Tuherahera, entre hileras de cocoteros, buganvillas e hibiscos.
Un Spa ubicado en un bosque de cocoteros
El renombrado centro Manea Spa está ubicado en un resort de lujo, en un entorno donde la arquitectura y la naturaleza se mezclan armoniosamente.
Transporte aéreo diario
se encuentra a sólo 1h30min de vuelo de Tahití. También dispone de y un acceso marítimo regular.
Qué ver en Tikehau? Colonias de pájaro

Tikeau alberga numerosas colonias de pájaros refugiados en sus pequeños motu, entre ellos “la isla de los pájaros”, de alto interés natural y zoológico.

249803600_a83bb4fc0d_o
TOUR DE LA ISLA
Situado a 300 km al noroeste de Tahití y a una decena de kilómetros de Rangiroa, este atolón de forma ovalada cuenta con un largo paso y una serie de islotes, de los cuales el más grande está Tikehau el atolón rosado habitado. El encantador pueblo florido de Tuherahera está construido al sur de este gran motu, y se completa con otros dos: Tuheiava, importante centro de pesca, y Maiai.

 

Rangiroa el atolón más grande

Es el atolón más grande del Pacífico Sur, con una extensión de 70 km de largo. Es como un mar dentro de un mar, que solamente está comunicado con el océano exterior por unos pequeños canales, de los cuales dos son navegables: los pasos “Avatoru” y “Tiputa”. Este entorno natural es ideal para el submarinismo y está a tan sólo una hora de vuelo de Tahití.

Por qué visitar Rangiroa?

  • Laguna azul y arenas rosas:  Un universo de excursiones únicas: por la laguna, a bordo de una barca con el fondo de cristal; a las formaciones coralinas sobreelevadas y a las playas de arena rosada.
  • Caminos de coral: Las aldeas de Tiputa y Avatoru se hallan en las extremidades opuestas del motu y están conectadas a través de un camino de polvo de coral.
  • Perlas negras: Las perlas negras son una de los recursos más valiosos de este archipiélago: una visita a los cultivos de ostras es altamente recomendable.
  • Hoteles y casa de huéspedes para todos los gustos: La mayoría están agrupados en el islote principal, entre Tiputa y Avatoru, con la excepción del hotel Kia Ora Sauvage, un concepto fuera de lo común, para vivir en simbiosis total con la naturaleza.
  • Cruceros “Robinson”: A bordo de catamaranes lujosos, explorando islas vírgenes, Visitas por Rangiroa, Granjas de perlas… Los hoteles y pensiones de Rangiroa, así como los propietarios de las propias granjas, organizan visitas guiadas a los centros perleros. Ya sea natural o de cultivo, la perla de Tahití es un artículo muy prestigioso.
  • Sensacionales fondos marinos: Rangiroa es conocida en todo el mundo por su vida submarina, con barreras coralinas que el comandante Cousteau clasificó como las más hermosas y ricas del mundo. Rangiroa es uno de los lugares más famosos del mundo para la práctica del submarinismo. Tanto para los que hagan su primera inmersión de bautismo explorando la laguna, los estrechos y arrecifes, como para los buceadores iniciados en el deporte; todos quedarán deslumbrados por la riqueza de la fauna submarina y por la incomparable belleza de los fondos y de la flora.                                 El carácter excepcional de este lugar se debe a la fuerte densidad de la fauna en la laguna, en sus dos estrechos de fuertes corrientes, y también en zonas alejadas de la costa. Entre las inmersiones más espectaculares destacan los pasos o estrechos, los arrecifes con abundantes cavernas de nombres como “la gruta de los tiburones” o “la caída y la eólica”. Las nubes de cirujanos, rubios, napoleones se codean con las mantas rayas o leopardo de majestuosos movimientos, mientras desfilan los bancos de jureles del Pacífico y las barracudas.                                                                                                                               Las sensaciones fuertes comienzan en el encuentro con los omnipresentes tiburones grises “raira”, los de punta blanca de arrecife, y los tiburones martillo. Un verdadero festival.

TOUR DE LA ISLA
Rangiroa es la isla más poblada de las Tuamotu y está formada por 240 motu separados por más de 100 hoa (pequeños canales) que dibujan un cinturón coralífero de casi 300 metros de ancho, pero que se extiende a lo largo de más de 200 kilómetros.
Al noroeste se encuentra Avatoru, el pueblo principal de Rangiroa frente al motu Fara. El otro pueblo, Tiputa, está en el lado opuesto del motu y está conectado con el primero a través de una carretera de polvo de coral.
• Laguna azul
Gracias a la increíble experiencia de un paseo en barco con el fondo de cristal se pueden conocer mejor los dos pasos y observar los juegos de los delfines en medio de las corrientes. La clásica excursión a la “Laguna azul”, a una hora en barco, cerca del motu Taeooo, acuario natural gigante en una laguna maravillosa, encarna por sí sola el sueño polinesio. Los bancos de peces y las
cristalinas aguas incitan al buceo. Los motu que flanquean este lugar albergan diversas especies de aves raras, como las cotorras “vini ultramarina”.
• Isla de los arrecifes
La excursión a la “Isla de los arrecifes” para conocer las extraordinarias formaciones de coral elevadas se puede ampliar con una visita a “las arenas rosas”, una mezcla sorprendente de cielo azul, arenas rosas y aguas turquesas de la laguna.