Oficina en Salt, Girona: 972 230 560

Islas

Motu One de las islas marquesas

By in Polinesia No Comments

Motu One, llamado también en francés île de Sable, es una isla de las islas Marquesas, en la Polinesia Francesa. Está situada al norte del archipiélago, a unos 15 km al noreste de Hatutu.

Un motues una isla o un cayo de coral en la corona de arrecifes de un atolón o detrás de una isla volcánica barrera de coral. El nombre significa “isla de arena” en las Marquesas.

Esta isla se encuentra en la extensión de las islas de Eiao y Hatutu, 30 km al noreste de la primera y la segunda a 20 km. Es la isla más septentrional de la Polinesia Francesa.

El atolón tiene la forma de un óvalo orientado en un eje suroeste-noreste y medidas aproximadamente trece kilómetros de largo y ocho de ancho. Es un atolones de coral de las Islas Marquesas, y sólo surgió, superando el nivel del mar de varios metros como máximo. Se forma en un cuello. El área total de la parte de la punta no supera una hectárea, y su forma cambia regularmente bajo la acción de las corrientes marinas En la periferia del banco de arena encontrar beachrock.

Carte du motu One Mapa

La única vegetación se compone de hierbas. Se trata de un sitio de anidación de verdes tortugas. De aves marinas anidan en la isla.

La banda ancha algas rojas porolithon y otra Corallinaceae, único en la Polinesia Francesa, se encuentra al este de la isla.

Según las tradiciones los marquesanos visitaban Motu One para recoger huevos, pero no hay evidencias arqueológicas de estuviera habitado.

El primer occidental para descubrir la isla fue el comodoro David Porter durante una misión de Estados Unidos en 1813 a 1814, y luego fue conocida como la isla de Lincoln. Los siguientes exploradores también nombraron la isla de la arena o el islote de arena.

motu one

Desde 1971 una reserva natural protege el ecosistema de todo el arrecife y las islas. Ella fue reclasificado como área de manejo de hábitat o especies en 2000.

La isla de hecho consta de bancos de arena sobre un escollo coralino. Se podría tratar de los restos de un atolón sumergido. Es el único escollo de las islas Marquesas, que se caracterizan por ser islas altas volcánicas sin escollos protectores.

 

 

 

Imágenes de Panoramio

Motu One

By in Polinesia No Comments

Motu One, conocido también como Bellinghausen, es el atolón más septentrional del grupo de islas de Sotavento de las islas de la Sociedad, en la Polinesia Francesa a unos 600 kilometros al sur de Tahití Austral.

La isla volcánica está rodeado por un lago y un arrecife casi continua. En el plano de arrecife hay varias pequeñas islas de arena y escombros de coral, conocidos como motus.

Motu One

Motu One

La mayoría de los motus están bastante bien con vegetación, pero un pequeño ejemplo en Tubuai es completamente desnudo y compuestos de una playa de arena blanca de coral. Llamado Motu One (pronunciado O-nay), es apenas 250 metros de largo y 50 metros de ancho y se encuentra en la cresta del arrecife en el lado norte de Tubuai.

En su borde hacia el mar, Motu One tiene una cresta de beachrock que encierra una pequeña laguna. También hay unos pequeños parches de beachrock en el lado de la laguna del motu. El motu se ve afectada por las olas del mar en el lado y la laguna olas del norte en el sur y para que el agua fluye hacia la laguna cerrada por ambos lados.

La playa hacia el mar con orientación es muy empinada pero está protegido del efecto directo de las olas del mar por la plataforma de arrecife que absorbe una gran cantidad de la energía de onda entrante. Por el lado de la laguna, las olas son menos energéticos pero todavía son capaces de llevar a la arena y conchas en la superficie de la playa.

El motu ha cambiado la forma de varias veces, pero está anclado por el beachrock que ayuda a mantenerlo en su lugar.

Motu One fue descubierto por el ruso Otto von Kotzebue en 1824, que le puso el nombre de su amigo, el explorador Fabian von Bellingshausen. El nombre motu one significa «islote de arena» y es un nombre común utilizado en otros lugares. Otros nombres históricos son: Papa Iti y Temiromiro. No hay evidencias de que fuese poblado hasta hace poco tiempo. En la década de los 1950, fue ocupado por trabajadores de copra, pero abandonado en la década siguiente.

Manuae

By in Polinesia No Comments

Manuae es un atolón inhabitado del grupo meridional de las Islas Cook. Se encuentra a 100 kilómetros al sureste de Aitutaki. Se compone de dos islotes, Manuae y Te Au O Tu con un área total de 6 kilómetros cuadrados. Están en lugares contrapuestos en los bordes de la laguna interior, cuya extensión es de 7 kilómetros de largo por 4 de ancho. La mayor altitud es 5 metros sobre el nivel del mar. El atolón de Manuae se encuentra sobre el pico de un volcán submarino que se eleva 4000 metros sobre la plataforma marina.

Las Islas forman un parque marino y es un importante punto de cría de aves marinas y tortugas. Las aguas ribereñas son ricas en vida marina y una buena zona pesquera. Diferentes agencias turísticas ofrecen visitas a las islas.

manuae

manuae

Manuae fue la primera isla en el país para ser descubierto por el capitán Cook, el 23 de septiembre de 1773. Es a medio camino entre Aitutaki y Atiu. Sus dos islotes – Motu Manuae y Motu Te Au Otu – y la laguna que rodea son un área de conservación marina. Rara vez es visitado en estos días; no hay vuelos regulares o servicio de barco comercial.

Manuae fue utilizada como una colonia penal después que Gran Bretaña se hizo cargo de las islas en 1888, beause Rarotonga no tenía la cárcel. Los presos trabajaban para la empresa comercial Islas Cook (CITC), que arrendó la isla como una plantación de copra. El progamme terminó en 1915, cuando una cárcel fue construida en la isla capital de Rarotonga.

El punto más alto de la isla está a sólo cinco metros  sobre el nivel del mar, lo que significa Manuae está bajo grave amenaza por el calentamiento global.

 

 

Maupihaa

By in Polinesia No Comments

Maupihaa (Maupiha’a en tahitiano normalizado), o también Mopelia, es un atolón del grupo de islas de Sotavento de las islas de la Sociedad, en la Polinesia Francesa. Depende administrativamente de la comuna de Maupiti que se encuentra a 160 km al este. Como referencia más conocida, está a 230 kilómetros al oeste de Bora Bora.

El atolón tiene forma redonda y consiste en una profunda laguna central rodeada de escollos en tres cuartas partes. El lado de barlovento es un islote estrecho con una densa vegetación. La superficie total es de 3,6 km². Es una reserva natural protegida donde se reproducen las tortugas marinas. También es digna de mención la Isla de los Pájaros, al oeste de atolón, deshabitada y criadero de gran cantidad de aves marinas.

Viven permanentemente seis familias dedicadas a la recolección de cocos, que finalmente se convertirá en aceite de copra, y al cultivo de la perla negra de Polinesia.

perlas negras varias

El paso de entrada a la laguna interior tiene fama de difícil. Pero al menos es muy recto, con unos 300 metros de longitud y unos 25 de anchura durante la mitad de ellos. De buena profundidad, sólo tiene un obstáculo en el extremo interior, fácilmente visible si hay buena luz. La corriente es muy fuerte, oscilando entre cuatro y más de seis nudos, siempre saliente. Con mar de fondo del oeste, o con mucha corriente, puede resultar impracticable.

Tiene dos buenos fondeaderos. Al nordeste de la laguna, frente al antiguo poblado, destruido por los últimos huracanes, y al sudeste, frente al poblado actual. Cerca del paso de entrada, por fuera y hacia el sur, hay un naufragio de un barco alemán de la Primera Guerra Mundial, el Seeadler.

Maupihaa fue descubierto en 1767, por el inglés Samuel Wallis. El nombre colonial del atolón era Lord Howe. Contiene algunos restos arqueológicos polinesios.

En el curso de la primera guerra mundial, este atolón fue testigo del hundimiento del buque alemán SMS Seeadler, como parte de la increíble aventura del famoso capitán germano Felix von Luckner. Imágenes de los restos.

En 1917 fue cedido a una compañía para producir copra y fue replantado de cocoteros y se llevaron cerdos y gallinas.

cocotero

Tupai, la isla Corazón

By in Polinesia No Comments

Tupai es un atolón del grupo de islas de Sotavento que forman parte de las islas de la Sociedad, cuenta con dos espectaculares laguanas de un intenso azul turquesa, una interior y otra exterior delimitada por escollos. Depende administrativamente de la comuna de Bora Bora que se encuentra a 22 km al sur.

Este atolón, Sus habitantes  son mínimos y coyunturales, pues la gran actividad isleña es la recolección de la copra, elaborada a base de cocos. Es decir, un paraíso en toda regla.

 

Tupai

Tupai

El atolón tiene la particularidad de tener dos lagunas: la laguna interior y una laguna exterior estrecha cerrada por una segunda anilla de escollos. La superficie total es de 11 km². Sólo tiene algunos habitantes esporádicos para recolectar copra. Dispone de un aeródromo privado inaugurada en 2001.

También se llama Motu Iti, que quiere decir «isla pequeña». Según una leyenda, las almas de camino al mundo de los muertos pasan por Tupai, las almas que van al inframundo hacen una parada en la isla de Tupai, suponemos que por aquello de ver el paraíso antes de que la suerte se eche.

Si tiene la posibilidad de volar entre  Bora Bora y Maupiti  podra apreciar unas magníficas vistas aéreas de Tupai. Si la Salida es des de Bora Bora le aconsejamos que se siente, si puede, en el lado derecho del avión.

También podéis descubrir esta increible isla desde las vecinas islas de Taha’a y Bora Bora que organizan exclusivas salidas en helicóptero. Una aventura que probablemente no olvidaréis jamás donde podréis ver los azules infinitos y hacer una parada en tierra en esta isla deshabitada, donde tendréis tiempo libre para bañaros en sus desiertas y paradisíacas playas.

 

Curiosidad:

La isla de Tupai que, como se puede apreciar en la imagen, tiene forma de corazón ligeramente deformado.

Tupai la isla corazón

Tupai la isla corazón

 

 

Tetiaroa

By in Recomendaciones No Comments

Tetiaroa (Teti’aroa en tahitiano normalizado) es el único atolón del grupo de las islas del Viento delArchipiélago de la Sociedad, en la Polinesia Francesa. Está situado a 42 km al norte de Tahití.

Tetiaroa

Tetiaroa

Tetiaroa es un atolón formado por 13 islotes con una superficie total de 6 km². La laguna, que no tiene ningún paso navegable al océano, hace 7 km de largo y 30 m de profundidad. En diversos islotes aislados, como Tahuna Iti y Tahuna Rahi, hay importantes colonias de aves.

Tetiaroa

Tetiaroa

Tetiaroa es un pequeño atolón en las Islas de la Sociedad ubicadas al norte 32mi de Tahití. Compuesto con 13 islotes, el atolón no tiene un gran paso suficiente para el mar abierto por lo que es accesible sólo por avión o barco pequeño. Tiene una espléndida laguna Azul de 7 kilómetros de ancho con una profundidad de 30 metros. El atolón ofrece muchas playas de arena blanca.

También llamada Isla de los Pájaros, Tetiaroa es un edén para miles de aves que habitan en el atolón de todo el año. El motus más salvaje cobijan una gran población de fragatas, Azul-con base y golondrinas de mar. Entre estos islotes, el motuTahuna Rahi parece ser uno de los más apreciados por estas especies.

Aves en Tetiaroa

Aves en Tetiaroa

Este atolón privado era para un largo tiempo, la “residencia de verano” de la familia Pomare (la familia real de Tahití). Era un lugar ideal para el descanso y la relajación. Entonces, la familia real lo donó a Johnston Williams en 1904 (un dentista excepcional en Tahití en ese momento) que estableció una granja de copra. El atolón se hizo particularmente famoso en 1966 cuando Marlon Brando compró al gobierno de la Polinesia. Obtuvo el atolón por la suma de  270.000 Dolares. El actor, literalmente, se enamoró de la isla seis años antes, tras el rodaje de la “Rebelión a bordo”; una película en la que interpretó cristiana Fletcher. Marlon disfrutó de unos años de su hermoso refugio; un lugar que siempre quiso ser preservado y dominado por la naturaleza. Él construyó una pequeña pista de aterrizaje y un hotel rudimentaria logrado en ese momento por su mujer tahitiana Tarita. El sueño perseguido por el actor era construir un lugar dedicado a la preservación de la vida silvestre, un complejo ecológico con poco impacto en la biodiversidad del atolón, así como lugar de protección y educación. Por desgracia, la estrella de Hollywood falleció antes de que su proyecto se convirtió en realidad.

Trailer “Rebelión a Bordo”


Hoy en día, Tetiaroa es todavía un atolón privado gestionado por la finca Brando representa los intereses de los herederos de Marlon Brando.

El atolón está a punto de dar la bienvenida en una de sus motu una comunidad en torno a un eco-resort de lujo. Este complejo incluirá en particular un centro de investigación científica en un complejo autosuficiente en energía renovable. Con una preocupación permanente por el respeto del medio ambiente, el hotel adoptará un enfoque de desarrollo sostenible en el largo plazo. Este complejo ecológico se llamará “The Brando” en su memoria. La construcción de este prestigioso hotel se completo a finales de  2013. 

Hotel de Lujo “The Brando”

“Tetiaroa es hermosa más allá de mi capacidad de describir.
Se podría decir que Tetiaroa es la tintura de los Mares del Sur “.

MARLON BRANDO

 

Maiao

By in Polinesia No Comments

Maiao (Mai’ao en tahitiano normalizado) es una isla del grupo del Viento de las islas de la Sociedad, en la Polinesia Francesa. Está situada a 75 km al oeste de la isla de Moorea, con quien forma la comuna de Moorea-Maiao.

La isla tiene la particularidad de tener dos lagos interiores, además de la laguna exterior rodeada por los escollos de coral. Los tres están conectados por canales subterráneos pero tienen un alto grado de salinidad. La superficie total es de 10 km², y la altitud máxima es de 154 m.

Maiao es una pequeña isla de alrededor de 9 kilómetros cuadrados, y una altitud maxima de 154m, y se encuentra a unos 75km de distancia de Moorea. La isla a la que está legalmente fijado. Su población de 400 personas vive en la principal aldea situada en el extremo suroeste de la isla. Topografía de la isla es montañosa con dos lagos de agua salobre: ​​el lago Rotoiti en el norte y el lago Rotorahi en el este. El agua emitida desde estos dos lagos menudo alienta el arco iris para formar la isla. Esta es la razón por la isla a veces se llama Teanuanuaiteraique significa arco iris en el maorí idioma. Maiao también tiene una zona pantanosa y una laguna de agua azul turquesa que dan hermosos tonos de colores a la isla.

Maiao es accesible sólo por mar gracias a dos pasos: un paso natural y otro hombre hizo en el arrecife. La economía de la isla se basa en el cultivo pandanus. El pandanus es una hoja cultivada y utilizada como cubiertas para las tarifas tradicionales (casas). Puede observar este material para techos de fibra natural en bungalows de los hoteles más lujosos de la Polinesia francés.

Hay una atmósfera especial en esta isla que esconde muchos secretos. Este misterio se debe esencialmente a una sola cosa: el aislamiento voluntario de la isla. De hecho, los habitantes de Maiao viven aislados del mundo exterior durante muchos años. Se instituyeron una regla que prohíbe a todos los «extranjero» en la isla.  Hasta hoy, los extranjeros están prohibido para pasar una noche en la isla sin una invitación formal.

Esta prohibición de data de la década de 1930. En ese momento, el inglés Eric Torre aterrizó y abrió su propia tienda en la isla Maiao. Inmediatamente, los indígenas llevaron a los productos importados que se venden en esta tienda. A su vez, el crédito se atribuyó fácilmente por la alimentación tienda para esta nueva sed encontrado por bienes modernos. Eric Torre explotado la situación para apropiarse de alrededor del 80% de la isla de los créditos contratados por la mayoría de sus clientes. En 1935, el pastor Moreau poner en orden la situación por persuadir a la población a formar una cooperativa para comprar sus tierras espalda. Desde este desafortunado episodio, los habitantes de Maiao alimentaron la desconfianza real hacia todo lo que es “extranjero” (esto se extendió al resto de la Polinesia Francesa).

Debido a este aislamiento voluntario, la isla no ha sido afectada por los avances del mundo moderno. El estilo de vida se remonta a la de Tahití en el pasado. Los habitantes viven de sus propios recursos naturales. Por ejemplo el agua de lluvia se recoge para el uso diario.

Como hemos dicho los habitantes huyen del turismo en su isla. Han rechazado la construcción de un aeródromo y de un hotel, y han decidido que los forasteros no pueden estar más de una jornada/dia. Por las mismas razones, esta auténtica isla ofrece una visión de la Polinesia francesa en los viejos tiempos, un viaje impresionante a través del tiempo y el espacio.

El nombre de Maiao significa “grapa”. Históricamente estaba bajo el dominio de Huahine, y era llamadaTupuaemanu o Tubuai Manoa. Fue descubierta por el inglés Samuel Wallis en 1767, que la llamó Saunders. Para Domingo Bonaechea (1775) era La Pelada.

Mehetia, la isla volcán

By in Polinesia No Comments

Mehetia (o también MeetiaMeheti’a en tahitiano normalizado) es una isla del grupo del Viento de las islas de la Sociedad, en la Polinesia Francesa. Está situada a 110 km al este de Tahití.

La isla es un volcán muy joven que se encuentra en una zona todavía muy activa con movimientos sísmicos. La altitud máxima se encuentra en el cráter del monte Fareura a 435 m. La superficie total es de 2,3 km². Desde el principio del siglo XX está deshabitada y hoy en día es de propiedad privada, que curiosamente el propietario la tiene en venta.  Su precio no lo sabemos, pero si os interesa ya sabéis.

Históricamente la isla era habitada y controlada por los cabecillas de Taiarapu, la península al sureste de Tahití. Se utilizaba como punto intermedio de comercio entre Tahití y las islas Tuamotu, que proporcionaban perlas y nácar. Al encontrarse inmediatamente al este de Tahití, fue un punto de paso de los navegantes europeos desde America hasta Tahití. El primer europeo en visitarla fue el inglés Samuel Wallis en 1767. La llamó Osnaburg Island en honor a segundo hijo del reyJorge III, Frederick Augustus obispo de Osnabruck en Hanover, Alemania. Al año siguiente llegó el francés Louis Antoine de Bougainville que llamó a la isla Le Boudoir. No está claro el propósito de este nombre ya que en aquella época era la cámara íntima del ama de casa. Al pico volcánico lo llamó Boudeuse, nombre de su barco, y poco después José Andía lo llamaría cresta de San Cristóbal.

Isla Mehetia

Isla Mehetia

En esta época, siglo XVIII, la isla contaba con unos 1.500 habitantes, que fueron deportados por los piratas de Anaa en 1806. En el siglo XIX se utilizó como colonia penitenciaria y después quedó deshabitada. En 1986 sufrió un fuerte terretremo.

Más información sobre el Volcán:

El 1,5 km de ancho isla, empinada de Mehetia, el más joven y SE-la mayor parte de las Islas de la Sociedad, carece de un arrecife de coral que bordean bien desarrollado.El 435 m de altura isla (conocido como Meetia o Meketia en los idiomas de Tahití y Tuamotuan, respectivamente) es la cumbre de un gran volcán que se eleva 4.000 m del fondo del mar. La estructura más antigua está formada por una secuencia de flujo de lava cubierta por depósitos hidromagmáticas y eyecciones estromboliana. Un cráter Holoceno bien conservado, a 150 m de ancho y 80 m de profundidad, se encuentra al noroeste de la cumbre y ha sido la fuente de la lava más joven flujos en la isla (Binard et al., 1993). Leyendas polinesias mencionan “los grandes incendios”, y la falta de vegetación en algunos flujos de lava sugiere que la actividad más reciente ocurrió dentro de los últimos 2000 años (Talandier y Custer, 1976). Otra actividad reciente en Tehetia originó un cráter submarino a 2500-2700 m de profundidad en el flanco SE.

Mehetia Foto: iuem. univ brest

Mehetia
Foto: iuem. univ brest

Hiva Oa misterios y pasados Polinesios


Hiva Oa misterios y pasados Polinesios
Hiva Oa – Isla selvática, la última morada de Paul Gauguin y Jacques Brel, y donde se hallan las tumbas y museos en su memoria. “En estas islas, donde la soledad es total, he hallado una especie de paz”, escribía precisamente este último. Las tumbas de estos personajes se encuentran en el cementerio del Calvario que se asoma sobre la bahía.
Restos arqueológicos, entre los que destaca Paumau, con el tiki (estatua de piedra) más grande de Polinesia. Senderismo, cabalgatas, excursiones en todoterreno, buceo.

De forma similar a un caballito de mar, ha conservado intacto su carácter de naturaleza pura. Acompaña al ritmo tranquilo del día a día de sus habitantes, quienes siguen desempeñando sus actividades en armonía y calma absoluta.

Hiva Oa se encuentra desnuda frente al océano, ya que no la protege ningún arrecife, es “el jardín de las islas Marquesas” y está atravesada por una cadena de montañas. Los altos picos de Temetiu y Feani forman una auténtica muralla alrededor de Atuona, pequeño puerto tranquilo.

 

Motivos para elegir Hiva Oa

Montañas y parajes salvajes. Su cadena montañosa, de 320 km2, es atravesada por magníficos valles donde galopan los caballos.

Lugar de peregrinaje. En el antiguo cementerio marino de Atuona están enterrados el pintor Gauguin y el cantante Jacques Brel.
Los colores de Gauguin. Hiva Oa es un lugar de creación artística y de intercambios culturales. Alberga el centro cultural Paul Gauguin, la “Casa del Placer” y una estela en honor a Jacques Brel.

“Tiki” majestuosos. Entre las excursiones para descubrir restos arqueológicos, los lugares donde velan los “tiki” más imponentes de toda la Polinesia, se recomienda el sitio de Puamau.

Un vivero de artistas. Hiva Oa es la forja de la cultura marquesina auténtica: escultores, pintores sobre “tapa” (tela vegetal pintada), tatuadores, bailarines y cantantes.

 

Aconsejamos ver

  • Centro Cultural Paul Gauguin. 

El museo presenta una exposición permanente de las obras del pintor Paul Gauguin (copias). Fuera de la sala del museo se encuentra una reconstrucción de la “Casa del Placer”, donde vivió el artista, cuya fachada principal está recubierta de paneles de madera esculpida, copias de la obra original de Gauguin, así como un centro de artesanía. Este centro cultural situado en Atuona, de reciente apertura, honra la memoria del célebre pintor a través de un espacio de evocación, ofreciendo a la vez un lugar de creación artística y de intercambio cultural en una residencia de artistas.

 

  •  El Cementerio del Calvario y La Estela de Jacques Brel. 

En Atuona, un camino conduce a los acantilados del cementerio del Calvario, donde yacen las tumbas del cantante Jacques Brel y de Paul Gauiguin. Verdadero remanso de paz y de emoción, el cementerio está construido en terrazas, dominando así la magnífica bahía de Atuona. En dirección al aeropuerto, es un lugar desde el que se domina la bahía de Tahauku y el islote de Hanakee, se ha instalado una estela en homenaje a Jacques Brel. Cerca de la pista de aterrizaje está expuesta su avioneta Beechcraft Bonanza, bautizada con el nombre de Jojo.

 

 Excursiones recomendables

  • Pueblo de Taaoa. Al oeste de Atuona, el pueblo de Taaoa, accesible por un camino con bellas panorámicas de la bahía, alberga un gran conjunto arqueológico formado por centenares de “paepae”, plataformas de piedra.
  • Una carretera de montaña. Una pista de montaña que atraviesa la isla permite llegar de Atuona a Puamau. El camino nos conduce a las localidades de Hanaiapa, Hanapaaoa y Nahoe, que tradicionalmente viven de la pesca, la caza y la agricultura. Puamau se encuentra más al este, al fondeo de su bahía, dominado por altos acantilados. En esta localidad, el lugar llamado Pekeka está constituido por la tumba de la reina Vahinetitoiani, resguardada por dps gigantescos “tiki”, Manu y Pauto. En las alturas se encuentra uno de los enclaves arqueológicos más importantes de las Marquesas: Iipna, custodiado por el Tiki Takai’i, guardián del valle, con sus 2.43 metros de altura en medio del “me’ae”. El conjunto resulta espectacular.

Nombre dado por los descubridores: La Dominica
Situación geográfica: 1.180 km al noreste de Tahití
Superficie: 320 km2
Monte más alto: Temetiu (1.276 m)
Población: +2.009 habitantes

                                                                    

Nuku Hiva la espiritualidad de la Polinesia

By in Polinesia No Comments

Nuku Hiva la espiritualidad de la Polinesia

Este remoto archipiélago se encuentra a casi 1500 kms al noroeste de Tahiti, al que le une un vuelo de unas tres horas y media de duración. De las doce islas que conforman el archipiélago, todas ellas de origen volcánico, sólo seis están habitadas. Su población es de poco más de 6000 habitantes. Las visitadas por el turismo son NUKU HIVA y HIVA OA, conectadas por un vuelo de media hora.

La belleza natural salvaje de las Marquesas y la rica cultura autóctona han atraído siempre a artistas inquietos (Gauguin, Melville, Stevenson, Jacques Brel…) y a viajeros intrépidos. Todavía hoy ofrece un mundo remoto y perdido sin contaminar y con tesoros todavía por descubrir.
A diferencia de otras islas de la Polinesia, las Marquesas no están protegidas por un arrecife y lagunas de la fuerza del océano, por lo que éste no es el destino adecuado para los que busquen playas paradisíacas. Existen pocas carreteras pavimentadas en el interior de las islas y es necesario un todoterreno o un caballo para explorar el abrupto interior.

Grande y sobrecogedora, la mayor de las islas Marquesas está situada al norte del archipiélago, dominada por la silueta del Monte Muake que se eleva en medio de las olas y de los desfiladeros que se hunden en la inmensidad del océano. En los acantilados abundan las grutas y cavernas submarinas, con una variedad impresionante de fauna y flora.

 

En Nuku Hiva también se encuentra la tercera cascada más alta del mundo, Hakaui, que sirve a los amantes de los parapentes más atrevidos de pista de despegue.

Nuku Hiva la espiritualidad de la Polinesia 5

Los días y las noches se avivan con el ritmo de los tambores “Pahu”, que nos invitan a soñar con la verdadera cultura tahitiana de antaño. Cada cuatro años se celebra el Festival de las Artes de las Islas Marquesas (en Taiohae), donde el espíritu del baile, el arte del tatuaje y la artesanía están maravillosamente representados.

 

Visitas que se pueden realizar

 

  • La catedral Notre-Dame de las Marquesas. Construida con piedras de colores y estructuras diferentes procedentes de las seis islas marquesinas.
  • Descubrir la fabricación del “tapa”. El término “tapa” (“haku” en marquesino) designa los tejidos a base de corteza de árbol batida. Habitualmente los fabrican las mujeres, que siempre han ocupado un lugar importante en la vida social polinesia. Los “tapa” se elaboran a partir de cortezas de morera (ute – broussoneta papyrifera) para obtener tejidos oscuros y rojizos, de los árboles jóvenes del pan (tumu mei – artocarpus altilis) o del banano (aoa – ficus prolixa). Los tejidos claros eran utilizados por los personajes de elevada condición, y los tejidos de higuera se reservaban principalmente para los sacerdotes. Actualmente, los “tapa” se utilizan como soporte de los diversos motivos utilizados en esculturas o para los tatuajes.
  • Los talleres artesanales. Los marquesinos figuran entre los mejores creadores del Pacífico. Una parte de sus objetos artísticos se venden en las tiendas de Papeete, pero los artistas de estas islas tienen también la oportunidad de exponer sus creaciones directamente a los visitantes que llegan a su encuentro. Se puede observar a los escultores, trabajando materiales como la madera de miro, de tau o de sándalo. También se utiliza la piedra, la tracita gris. Son igualmente sorprendentes los trabajos en hueso y los ornamentos vegetales.

 

 Actividades

  • La caminata, a pie o en 4×4 al monte Muake permite contemplar la panorámica de la ensenada y de la isla vecina de Ua Pou. La excursión más espectacular es la del valle de Hakaui, que se realiza en barco desde Taiohae y después a pie. Este valle situado al oeste de Taiohae, encaramado en las rocas basálticas, se mete hacia el interior formando n cañón hacia la grandiosa cascada, un salto de agua de 350 metros de alto sobre una pila rocosa. Es también un lugar mágico con múltiples vestigios “paepae” y “tiki”, que guardan todavía los secretos de los ritos practicados en este antiguo lugar real. La pequeña bahía alberga también la bellísima playa protegida de arenas blancas de Hakatea.
  • Lugares arqueológicos. Los lugares de culto “me’ae” están construidos por una terraza de grandes bloques de piedra (“paepae”) donde se encontraba la casa del sacerdote, a menudo cerca de una higuera (ficus marquesensis) sagrada. El “me’ae” es el lugar sagrado, como por ejemplo un lugar funerario. Los “me’ae” más grandes pueden constar de varias terrazas (a menudo en varias alturas).
    restos arqueológicos, muy numerosos, son objeto de excursiones dignas de recordar: el tohua, la plaza para las danzas, los banquetes, las reuniones de los ancianos marquesinos, las impresionantes plataformas de bloques de basalto, los famosos Paepae Hiamoe, “la losa donde se duerme”, proyecto de las viviendas antiguas. Varios de estos lugares poseen todavía “tiki” más o menos bien conservados y numerosos petroglifos. Hoy en día hay registrados casi 7.000 petroglifos.


Aldeas y zonas a visitar

  • Taipivai. En la costa sudeste, el pueblo de Taipivai, cuyos temibles guerreros eran antropófagos, se encuentra agazapado al fondo de la bahía del Controlador. Los relatos de Herman Melville, que vivió aquí durante algunas semanas en el siglo XIX, lo dieron a conocer al mundo entero. Muy cerca, el tohua de Vaitaviri conserva “tiki” y piedras talladas para uso doméstico o para sacrificios. Los cultivos tradicionales – de la vainilla a la copra – florecen en este valle fértil y frondoso, completados con las actividades de la pesca de crustáceos.
  • Hatiheu. En la parte norte de la isla, el pueblo de Hatiheu es accesible por la carretera desde Taipivai, franqueando una garganta con vistas espectaculares sobre la bahía a un lado y a dos soberbias cascadas a la izquierda. No es extraño cruzarse con mandas de cabras salvajes. Cerca de Hatiheu, en los restos arqueológicos restaurados de Hikokua se pueden observar “paepae”, plataformas de piedras, un amplio tohua, lugar de grandes actos antiguamente, adornado con “tiki” atropomorfos. Una estatua de la virgen sobre un promontorio rocoso vela por la tranquilidad de Hatiheu, y el recuerdo del escritor Stevenson parece habitar en estos lugares.
  • Anaho. Anclado al fondo de la bahía, bien cobijado de los oleajes y del viento y adosado a las montañas de relieve caótico, el pueblo de Anaho tiene la particularidad de poseer la única meseta coralina de las Marquesas y una gran playa blanca. Es más fácil llegar hasta aquí en barco desde Hatiheu que en 4×4, a través de una garganta con un complicado camino.

 

 

Cómo llegar a Islas Marquesas.

La isla de Nuku Hiva, la principal, está conectada con Tahiti mediante vuelos de tres horas y media de duración, que tienen un coste de 400-500 euros por persona dependiendo de fechas y disponibilidad.

Call Now Button